jueves. 18.08.2022
CAMARGO

Continúan los trabajos en la CA-240 para acabar con las inundaciones en el Barrio La Calva

El Ayuntamiento ha llevado a cabo la limpieza manual de las arquetas y la aspiración de tuberías de un tramo de la carretera.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, ha supervisado la limpieza de la CA-240
La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, ha supervisado la limpieza de la CA-240

Trabajadores del Ayuntamiento de Camargo han procedido durante los últimos días a la limpieza manual de las arquetas existentes junto a un tramo de la carretera CA-240 a su paso por Revilla de Camargo con el objetivo de mejorar la capacidad de desagüe de los colectores allí ubicados y minimizar así las inundaciones que eventualmente se producen en la zona.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, y el concejal de Servicios Públicos, Ángel Gutiérrez, visitaron el desarrollo de estos trabajos realizados por empleados municipales, que se completaron con la aspiración de las tuberías de ese tramo mediante un camión motobomba que ha ayudado a retirar los elementos sólidos depositados en las canalizaciones.

Bolado explicó que los trabajos se han desarrollado sobre un tramo de tubería de unos 500 metros de longitud y 400 milímetros de diámetro que presentaba "un notable estado de abandono desde hace más de dos años", lo que había provocado que se generasen problemas que dificultaban la capacidad de recogida de aguas en esta canalización y que afectaban tanto a los residentes de la zona como a los conductores que atraviesan la carretera.

La alcaldesa indicó que la ejecución de estos trabajos responde a una solicitud presentada por cerca de sesenta vecinos del Barrio La Calva de Revilla que pedían una solución a este problema pues, según explicaban en su escrito, se trataba de un contratiempo que venían padeciendo "desde hace varios años" y que provocaba que el agua inundara zonas de sus inmuebles o los accesos a ellos "en los días consecutivos de lluvias", y que además ocasionaba "el deterioro de las fachadas de los inmuebles" debido a las salpicaduras provocadas por los vehículos sobre muros y paredes al atravesar los charcos que se creaban en la calzada.

En este sentido, Bolado confió en que los trabajos realizados permitan acabar con la problemática que ha afectado en los últimos años a los vecinos que residen en el entorno de esta carretera a su paso por la localidad de Revilla.

Comentarios