lunes 12/4/21
TRIBUNALES

Diez años y medio de prisión para el ‘kamikaze’ de la A-67 que provocó la muerte de un joven

El 'kamikaze' de la A-67, durante el juicio
El 'kamikaze' de la A-67, durante el juicio

El presidente del tribunal del jurado que el pasado mes de junio juzgó al conductor que provocó la muerte de otro de 34 años al circular en sentido contrario por la A-67, en agosto de 2016, le ha impuesto una condena de diez años y medio de prisión. En una sentencia conocida hoy martes, el magistrado, de acuerdo con el veredicto de culpabilidad del jurado, considera al 'kamikaze' autor de un delito contra la seguridad vial en su modalidad de conducción con manifiesto desprecio por la vida en concurso con un delito de homicidio.

A la hora de definir la pena, se ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de reparación del daño -el ahora condenado ha puesto a disposición de la familia 25.000 euros-, y la atenuante analógica de embriaguez y alteración psíquica. Además de la condena de prisión, se impone una indemnización a los familiares que asciende a 259.000 euros, y se ordena a la aseguradora el pago de la diferencia.

El pasado mes de junio el jurado declaró culpable por unanimidad al 'kamikaze' y por mayoría le consideró culpable de causar la muerte al joven de forma intencionada, ya que aunque se incorporó "por equivocación a la autovía en sentido contrario, una vez dentro se percató de que circulaba en sentido contrario y no le importó" seguir circulando de dicha forma. Además, y también por mayoría, estimó que la patología psiquiátrica padecida por el conductor, unida al consumo el día de los hechos de bebidas alcohólicas "en cantidad suficiente" afectó "levemente" sus facultades intelectivas o volitivas.

HECHOS

Los hechos sucedieron el 28 de agosto de 2016, sobre las 5:00 horas, el acusado condujo en dirección contraria por la A-67 a lo largo de nueve kilómetros y colisionó frontalmente con otro vehículo, cuyo conductor murió de manera inmediata. El acusado, que había estado horas antes en las fiestas patronales de Bilbao consumiendo bebidas alcohólicas, presentaba un nivel etílico en sangre de 1,93 gramos de alcohol por litro.

El Ministerio Público calificó estos hechos como un delito contra la seguridad vial con manifiesto desprecio por la vida de los demás en concurso ideal con un delito de homicidio, por lo que solicitaba en principio una condena de 12 años y medio de cárcel. Por su parte, la acusación particular que ejerce el entorno de la víctima, coincidió en la petición de condena de prisión, además de la privación del derecho a conducir vehículos durante diez años.

Comentarios