viernes 22/10/21
SUCESOS

Detienen a una pareja de Miengo por estafar coches de alta gama a dos concesionarios

La Guardia Civil Detiene A Una Pareja Por Estafar A Dos Concesionarios De Coches
La Guardia Civil detiene a una pareja por estafar a dos concesionarios de coches

La Guardia Civil ha detenido a una pareja con iniciales A.S.B. y R.L.P, ambos de 40 años y con domicilio en la localidad cántabra de Miengo, como presuntos autores de dos delitos de estafa a concesionarios de automóviles de Badalona (Cataluña) y Puente Arce (Cantabria), de donde se apropiaron de dos vehículos de alta gama.

El segundo turismo había sido adquirido mediante engaño en un concesionario de Puente Arce

Según ha informado el instituto armado, la Guardia Civil de Polanco recibió ayer por la mañana una denuncia interpuesta en Badalona ante la policía autónoma de Cataluña por un presunto delito de estafa, cometido al realizar una compra de un vehículo de alta gama en un concesionario de esa localidad. Se puso en marcha un operativo que consiguió localizar a última hora de la tarde a la mujer mientras accedía a su domicilio con el turismo que supuestamente había estafado en Badalona. Mientras se la identificaba, los agentes se percataron de que en el parking de la vivienda estaba estacionado un segundo vehículo de alta gama. Al investigar su procedencia, averiguaron que este segundo turismo había sido adquirido mediante engaño en un concesionario de Puente Arce.

En ambos casos, la pareja había actuado de la misma manera; primero buscaban vehículos en páginas de Internet dedicadas a la compra-venta y cuando localizaban un turismo concreto se ponían en contacto telefónico con el propietario y acordaban las condiciones y el precio de los coches. A continuación, este último recibía un pantallazo en su teléfono donde quedaba reflejado el abono de la señal acordada. Seguidamente, los detenidos se personaban en el concesionario y mostraban un nuevo pantallazo con un segundo abono en el que aparecía el resto del dinero acordado, por lo que las víctimas hicieron entrega de los vehículos con sus respectivos contratos de compraventa y sus correspondientes fichas técnicas.

En ambos casos se llegaron a transferir de manera ficticia 29.500 euros. Para ello, la pareja llevó a cabo transferencias diferidas por las que obtenían el comprobante de una transacción económica días antes de que ésta ocurriera y, cuando llegaba la fecha de la operación bancaria, la misma no tenía lugar al no haber fondos en esa cuenta.

Comentarios