domingo. 01.10.2023

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas por robar en una vivienda de Oriñón (Castro Urdiales) a dos ancianos, a los que agredieron, para llevarse un botín de unos 30.000 euros en dinero y joyas. Los implicados residían en Vizcaya, donde fueron detenidos tras registrar sus domicilios.

Los hechos ocurrieron el 2 de marzo, cuando cuatro hombres asaltaron una vivienda de esta localidad cántabra donde residía una mujer de 82 años y su hermano de 87. El hombre fue golpeado en la cabeza con violencia por los asaltantes en la planta baja de la casa y tuvo que ser trasladado al hospital por la gravedad de sus lesiones, por las que tuvo que ser ingresado e intervenido de urgencia.

Durante la agresión, uno de los autores del robo subió maniatada a su hermana a la primera planta de la casa donde le obligaron a que les dijera dónde guardaba el dinero.

La Guardia Civil inició la denominada operación Artabas y determinó que, durante los días previos al robo, los autores habían realizado vigilancias de la casa para saber las costumbres de los hermanos. Averiguaron la identidad del cabecilla del robo, que fue quien marcó la casa como objetivo y escogió al resto de los colaboradores para llevarlo a cabo.

El día de los hechos, vigilaron la casa y entraron en la casa de forma discreta, aprovechando que la puerta estaba abierta. Dos de ellos entraron mientras que el cabecilla y otro de los participantes se quedaron fuera vigilando y preparados para la huida tras el robo.

En la última fase de las investigaciones, los guardias supieron que los sospechosos estaban haciendo los preparativos para realizar un nuevo robo de características similares a finales de este mes de mayo en el corredor de Cantabria a Vizcaya, en un lugar próximo a los domicilios de los detenidos. Al tener identificados a los presuntos autores y con la intención de abortar el previsible nuevo robo, se realizaron de forma simultánea cuatro entradas y registros de viviendas de las localidades vizcaínas de Baracaldo, Valle de Trápaga, Gallarta y Abanto y Ciérvana. En ese momento se detuvo a los presuntos autores, cuatro hombres de edades comprendidas entre los 18 y 35 años. En los registros, además de diferentes efectos utilizados durante el robo, se intervino un arma corta de fogueo, diversas armas blancas como machetes y catanas, joyas y dinero.

La investigación está siendo dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Castro Urdiales. La operación ha sido desarrollada por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cantabria con el apoyo de la Comandancia de Vizcaya, del Grupo de Acción Rápida (GAR) y de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS).

Comentarios