miércoles 8/12/21

Las Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Torrelavega, ha detenido a cinco jóvenes pertenecientes a dos grupos diferentes, por robos con fuerza cometidos recientemente en establecimientos del municipio, en concreto en un comercio de la ciudad y en un bar de Viérnoles.

Los arrestados son A.M.O.T, de 29 años y con antecedentes, y J.C.R.C, de 23, que conformaban la primera banda; y I.J.N, de 20 años, J.L.V.A, de 37, y S.S.L, de 20 años, todos ellos con antecedentes por delitos contra el patrimonio y que integraban la segunda.

Según han informado este viernes fuentes policiales, el primer grupo fue interceptado el pasado día 22 de mayo y a sus miembros se les acusa de un delito de robo con fuerza en un comercio de la calle Manuel Llano de Torrelavega.

Los autores accedieron a su interior fracturando el cristal con una tapa de alcantarilla y se llevaron la caja registradora, que luego dejaron oculta en unos matorrales cercanos al lugar de los hechos.

Agentes de las policías Nacional y Local localizaron y detuvieron a los sospechosos cuando se encontraban en una zona próxima, poco después de haber cometido el hecho delictivo.

Por su parte, los miembros del segundo grupo fueron detenidos en la madrugada del 29 de mayo, tras la alerta de una empresa de seguridad por la activación de una alarma de robo en un bar de Viérnoles.

La Policía destaca que la colaboración ciudadana ha sido "fundamental"

Efectivos desplazados al lugar comprobaron que el cristal de la puerta había sido fracturado con una piedra y que el cajón de la máquina registradora había sido abierto, aunque no se habían llevado nada puesto que no había dinero.

La Policía destaca que la colaboración ciudadana ha sido "fundamental" para la detención de los individuos, gracias a que un vecino del lugar pudo aportar datos sobre el vehículo que utilizaban y la ruta de huida.

El coche fue localizado circulando por la zona de La Albericia, en Santander, por lo que se estableció un dispositivo de seguimiento discreto de sus ocupantes por la S-20 y la zona de Cueto, hasta que fueron interceptados en la calle Doctor Diego Madrazo.

Una vez que el vehículo fue detenido, los agentes identificaron y cachearon a sus integrantes. Al preguntarles sobre su procedencia y ante las numerosas contradicciones, realizaron una inspección minuciosa del coche e intervinieron diversos efectos utilizados habitualmente en robos con fuerza.

En concreto, tenían ocultos en diversos compartimentos del vehículo una cizalla, un gato hidráulico, una llave de tubo, diversos destornilladores, alicate, linterna, guantes, kits de llaves y un cuchillo. Además, a uno de ellos se le ocupó una navaja en uno de sus bolsillos.

Así, fueron detenidos por un presunto delito de robo con fuerza, informan la Policía, que destaca como "determinantes" las gestiones de la Científica para relacionar a los delincuentes con los hechos.

Los cinco detenidos han pasado a disposición judicial.