martes 27/7/21
SUCESOS

Dos detenidos en Cantabria por un delito de explotación sexual

Coche patrulla de la Policía Nacional
Coche patrulla de la Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a tres personas, dos en Cantabria y una en Burgos, como presuntos autores de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, con lo que se da por desarticulado un grupo que actuaba en Navarra.

Según han explicado fuentes policiales, la investigación comenzó a mediados de abril cuando agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Pamplona, en colaboración con sus grupos homónimos de Santander y Burgos, tuvo conocimiento de la existencia de un establecimiento de alterne en Navarra que podría estar utilizando a mujeres víctimas de trata y explotación sexual.

En la investigación se comprobó que algunas de las víctimas habían sido engañadas a través de un anuncio en redes sociales. En uno de los casos, la víctima, que se había quedado sin trabajo, acudió a una conocida red social con la intención de encontrar un nuevo empleo y allí contactó con una mujer que había publicado un anuncio ofertando un trabajo como acompañante de hombres en eventos.

La anunciante, una mujer de 36 años, persuadió a la víctima para viajar con urgencia a Navarra desde su localidad de residencia en el centro del país. Sin embargo, a su llegada a la Comunidad foral y conducida por miembros de la organización, fue llevada a un club de alterne donde le comunicaron que "debía acostarse con hombres a cambio de dinero". Fue otra de las chicas del local quien le prestó ropa y le explicó el funcionamiento. También quien le informó del precio de cada "pase" y de que "debía pagar por las sábanas y por su estancia en el establecimiento".

"Durante el tiempo que permaneció en el club fue explotada sexualmente durante once horas diarias y cuando intentó marcharse, los miembros de la organización la coaccionaron con fotografías comprometedoras que serían enviadas a su familia si se iba", ha indicado la Policía Nacional.

La investigación reveló la participación de tres personas, dos hombres y una mujer, encargadas en las diligencias de investigación como presuntas autoras de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual al considerar que "abusaron de la situación de necesidad y vulnerabilidad de la víctima, que no contaba con recurso alguno para sobrevivir". Además, "se valieron de engaño para llevar a la víctima a un ambiente en el que fue explotada sexualmente consiguiendo con ello un beneficio económico".

Las gestiones permitieron localizar a dos de los autores en Cantabria y a un tercero en Burgos, procediendo a su detención y puesta a disposición judicial. 

Comentarios