sábado 21/5/22

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a un hombre de 53 años y vecino del municipio de Cartes como presunto autor de un delito de extorsión al hacerse pasar por miembro de una banda latina para amenazar a un amigo y conseguir que le entregara 80.000 euros.

La víctima, un hombre de 65 años, denunció a principios del pasado mes de febrero que había pagado una importante suma de dinero porque desde noviembre de 2021 estaba sufriendo amenazas contra él, su familia y un amigo por parte de los supuestos integrantes de una banda denominada 'Salvatruchas'.

Según relató a la Guardia Civil, había recibido mensajes en su teléfono móvil del tipo 'pago o asesinato' o 'empieza la cuenta atrás', en los que le indicaban que esas amenazas no se llevarían a cabo si pagaba diferentes cantidades de dinero, lo que fue haciendo hasta quedarse prácticamente sin saldo en su cuenta y en la de un familiar.

De forma simultánea a estos hechos, un amigo le comunicó que había sido víctima de un atraco por el que precisó asistencia médica, si bien los agentes comprobaron que tanto el atraco como la atención médica eran ficticios, por lo que centraron su investigación en dicha persona. La víctima entregó el dinero solicitado por la supuesta banda latina a su amigo, para que éste, en solitario, realizara los pagos en los diferentes lugares que previamente le habían indicado.

Las investigaciones sobre el sospechoso sacaron a la luz que desde que comenzaron las amenazas había realizado apuestas por unos 30.000 euros en múltiples plataformas de internet y que, además, tenía múltiples ingresos bancarios en metálico. Con todas las pruebas, los agentes concluyeron que esta persona era el presunto autor de la extorsión, quien abusando de la confianza que tenía con la víctima y sin pertenecer a ninguna banda, elaboró el plan para conseguir el dinero, supuestamente para realizar apuestas en internet y tener su cuenta con dinero en efectivo.

Tras su detención, se practicó un registro domiciliario donde se intervino dinero, lo que unido al bloqueo de cuentas solicitado a la autoridad judicial, permitió recuperar e inmovilizar 55.000 euros. A raíz de estos hechos, la Guardia Civil aconseja, entre otras medidas, denunciar de forma inmediata llamadas o mensajes de extorsión exigiendo pagos y que estos no se realicen, así como tener mucha precaución con llamadas con prefijos desconocidos o numeración oculta.

Comentarios