domingo 5/12/21
sucesos

Detenido un policía por ponerle la pistola en la cabeza a su mujer y amenazarla de muerte

Según la denuncia, la amenazó con el arma para que abandonara el hogar y el juez le ha requisado la pistola e impuesto una orden de alejamiento. 

2016082620114054815
Las agresiones no se limitan únicamente a lo sucedido, sino que ya vienen de atrás. Foto Revista Perfil

Un agente de la Policía Foral ha sido detenido por un presunto delito de malos tratos a su mujer y ha sido puesto en libertad con una orden de alejamiento de 300 metros. Además se le han requisado las armas que poseía legalmente, según informa Navarra.com

La denuncia se puso el jueves mismo cuando las agresionesvejaciones y amenazas llegaron hasta el punto que presuntamente el agente llegó a colocarle una pistola en la cabeza y la amenazó de muerte si no se iba de casa.

Según el auto, el juez da credibilidad a la denuncia ya que “resulta indiciariamente acreditado que ha amenazado, vejado y golpeado” a la víctima. Para ello, continúa el auto judicial, “se ha tenido en cuenta principalmente la declaración de la denunciante y el estado de bloqueo en que la misma se encontraba”.

El acusado golpeó a la mujer en varias ocasiones, le arrojó una bolsa de hielos y le insultó llamándole “puta zorra. Eres una mantenida”

En la discusión, según se desprende de la declaración, el acusado golpeó a la mujer en varias ocasiones, le arrojó una bolsa de hielos y la insultó llamándola “puta zorra. Eres una mantenida”.

Esta reacción, según la denunciante, se inició por una discusión a raíz de una noticia en los informativos.

Pero las agresiones no se limitan únicamente a lo sucedido ayer, sino que ya vienen de atrás, agravándose en los últimos dos años. Según la declaración de la víctima también hay gestos de servilismo y le negaba cualquier vida social. “No se sentía con libertad para hacer ninguna actividad porque temía su reacción”.

Para el magistrado del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Pamplona, “el relato de su declaración es congruente con el estado en que se encontraba, bloqueada, temerosa, acorde con los hechos que la misma ha relatado”.

Sin embargo, el detenido negó los hechos, tanto las agresiones como la utilización de la pistola como forma de amedrentamiento. Algo que el juez no lo considera así ya que “el denunciado no ha sabido dar una explicación coherente a los hechos por los cuales se le denuncia, sin centrar su declaración y sin dar respuestas a muchas de las importantes preguntas que se le han formulado”.

Comentarios