jueves. 01.12.2022

La Guardia Civil ha detenido por vigésima vez a un español de 40 años, esta vez cuando intentaba robar en la iglesia de Treto, en el municipio cántabro de Bárcena de Cicero. El sujeto, detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa, fue sorprendido cuando golpeaba con una piqueta la puerta de entrada al templo, que también tenía forzada la puerta de acceso al pórtico. De la veintena de detenciones que acumula en su historial, más de la mitad son por hechos contra el patrimonio cometidos en los municipios cántabros de Solórzano, Cabezón de la Sal, Hermandad de Campoo de Yuso, Los Tojos, San Vicente de la Barquera y Reinosa.

El intento de robo en la iglesia se produjo sobre las 05:20 horas del pasado viernes, 20 de abril, y la Guardia Civil fue alertada del suceso por un testigo de los hechos. La patrulla que se trasladó al lugar localizó a un hombre con una piqueta en la mano que estaba golpeando con fuerza la puerta de acceso al interior de la iglesia. La había fracturado parcialmente y el picaporte, roto, estaba en el suelo. Al ver a los agentes, el hombre cesó de golpear y dejó caer las diversas herramientas que portaba. En las inmediaciones, los guardias encontraron el vehículo con el que se había desplazado este hombre y en cuyo interior había otras herramientas habitualmente utilizadas para cometer delitos contra el patrimonio.