viernes 21/1/22

Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres, han detenido en Murcia a un hombre como supuesto autor de 16 delitos de estafa informática en varias provincias, entre ellas Cantabria.

Para cometer las estafas, el detenido utilizaba el método 'phishing', con el que habría conseguido acceder a las cuentas corrientes de sus víctimas realizando transferencias de dinero a otras cuentas, por un importe total cercano a los 15.000 euros.

Las investigaciones comenzaron hace más de un año, a partir de las denuncias interpuestas, en las localidades cacereñas de Hervás y Zarza de Granadilla, por la supuesta comisión de estafas cometidas a través de medios telemáticos. Los denunciantes manifestaban que, tras haberles llegado distintos mensajes a sus teléfonos móviles indicándoles que introdujesen unos códigos relativos a la operativa online de su entidad bancaria, después de introducirlos a través de su ordenador se habían hecho transferencias a cuentas desconocidas por valor de 1.000 euros cada una.

Los especialistas en delitos tecnológicos (EDITE), con el apoyo del [email protected], recabaron información relativa a otros hechos delictivos coincidentes en cuanto al modus operandi, recopilando así un total de 16 denuncias que habían sido interpuestas en demarcación tanto de Guardia Civil, como de Policía Nacional, dentro y fuera de la provincia de Cáceres. En todas ellas, los denunciantes coincidían en afirmar que no pudieron acceder a la operativa online de sus entidades bancarias hasta que no introdujeron los códigos SMS que habían recibido en sus teléfonos móviles, comprobando más tarde que se habían realizado sin su consentimiento transferencias bancarias a cuentas desconocidas.

Las denuncias interpuestas en la provincia de Cáceres se recogieron en los Puestos de la Guardia Civil de Hervás y Zarza de Granadilla, mientras que fuera de la provincia, dentro de la demarcación de la Guardia Civil, se recogieron en Ujo-Turón (Asturias), Camargo y Astillero (Cantabria), Grado (Asturias) y Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real).

Por otro lado, las denuncias interpuestas ante la Policía Nacional, se produjeron en comisarías de Albacete, Oviedo (Asturias), Gijón (Asturias), Santander (Cantabria) y Valladolid, ascendiendo el montante total defraudado, con todas ellas, a cerca de 15.000 euros, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

El avance de la investigación permitió ir componiendo el modus operandi utilizado ante la sospecha de la posible existencia de una organización criminal dedicada a la comisión de estafas informáticas, mediante la modalidad de 'phishing'.

Esta forma de actuar consistía en la infección previa de los equipos informáticos mediante la introducción de algún tipo de virus y/o troyano que se activaba al acceder un usuario a la operativa online de su entidad bancaria, mostrando una falsa página web de dicho banco y requiriendo las oportunas claves de acceso para operar. De esta manera, los estafadores conseguían conocer las contraseñas y claves de acceso para consumar después las transferencias a otras entidades bancarias.

Con el análisis de los datos obtenidos se averiguó que detrás de los hechos investigados y como autor material de los mismos se encontraba una persona originaria de Mali, un varón de 48 años de edad, afincada en la provincia de Murcia, quien había recibido numerosas transferencias de dinero desde diferentes cuentas bancarias, el cual volvía a transferir a otras cuentas distintas.

FASE DE EXPLOTACIÓN DE LA OPERACIÓN

Finalizada la investigación y conocida la identidad del supuesto autor de los hechos, se procedió a la explotación de la que se ha denominado como 'Operación BAGOE', procediendo a la detención, en la ciudad de Murcia, de este hombre como supuesto responsable de los delitos investigados.

Con esta actuación, desarrollada por la Guardia Civil, se han conseguido esclarecer un total de 16 delitos de estafa informática, cometidos mediante la modalidad de 'phishing', con un importe total estafado cercano a los 15.000 euros.

Comentarios