martes 9/3/21
SUCESOS

Detenido un hombre de 52 años por una presunta agresión sexual a una mujer de 79 en Castro Urdiales

Detención de la persona
Detención de la persona

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a un hombre de 52 años, que se hacía pasar por guardia civil, como presunto autor de agresión sexual a una mujer de 79 años, ambos vecinos de la localidad de Islares, en Castro Urdiales.

El acusado ha ingresado en prisión y también se le imputan delitos de robo con violencia y usurpación de funciones públicas, han informado este jueves fuentes del Cuerpo. Los hechos tuvieron lugar la tarde del pasado día 7 en el domicilio de la anciana, que fue encontrada con la boca ensangrentada, con heridas en la cara y marcas de forcejeo.

La mujer, que quedó ingresada en el hospital de Laredo, contó que la había atacado un hombre para robar, si bien, ante sus peticiones de auxilio, se marchó de la vivienda. En ella, los agentes encontraron alguna de las habitaciones revueltas, sospechando que la agresión estaba motivada por un robo y que la mujer se defendió. Una vez que la víctima se encontraba más tranquila en el hospital, se pudo saber que el autor había realizado manifestaciones de índole sexual, llegando a exhibir el pene, por lo que la agresión a la mujer y su defensa podían ser compatibles con una agresión sexual.

Los agentes fueron a buscar al marido de la víctima, al que informaron de lo ocurrido cuando regresaba a su domicilio y vieron que detrás de él había otro hombre que no dudó en identificarse verbalmente como miembro de la Guardia Civil, interesándose por los hechos.

Este individuo presentaba heridas recientes en la nariz, lo que hizo sospechar a los agentes, dado que la agredida se había defendido con arañazos. También averiguaron que llevaba viviendo en Islares desde hace unos dos años, de carácter afable, y que le conocían como 'Iñaki el guardia civil', ya que había manifestado en diferentes ocasiones que era miembro de este Cuerpo.

Esa misma tarde se inició su búsqueda, siendo localizado en Islares paseando un perro. Tras pedirle que se identificara documentalmente como guardia civil, dijo que había mentido y fue detenido. Además, se consiguieron diferentes pruebas que le apuntaban como presunto autor de los hechos, por lo que el pasado día 9 pasó a disposición judicial y el juez ordenó su ingreso en prisión.

Esta investigación ha sido realizada por efectivos del puesto de Castro Urdiales y el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Laredo.

Comentarios