lunes 29/11/21
SUCESOS

Detenidas seis personas acusadas de 38 robos en Asturias y Cantabria

La actuación del grupo se repartía a lo largo del oriente asturiano, principalmente en el municipio de Llanes y de la zona de Cantabria limítrofe con Asturias, descubriéndose la comisión de siete delitos en Cantabria.

fotonoticia_20160423183728_800
Los efectos sustraídos eran habitualmente herramientas, bicicletas y antigüedades

Agentes de la Guardia Civil han desarticulado un grupo organizado especializado principalmente en robos con fuerza en anexos de viviendas y hurtos en la zona rural del oriente asturiano y en Cantabria. Han sido detenidas un total de seis personas acusadas de 38 robos.

La actuación del grupo se repartía a lo largo del oriente asturiano, principalmente en el municipio de Llanes y de la zona de Cantabria limítrofe con Asturias, descubriéndose la comisión de siete delitos en Cantabria (Serdio, Llaos, Argüeso, Maliaño, Oruña de Pielagos, Mazcuerras, San Vicente de la Barquera) y de 31 en Asturias (Vidiago, Bricia, Vibaño, Porrúa, Colombres, Posada la Vieja, Hontoria, Celorio, Balmori, Rales, Pria, Meré, Barro, Riocaliente, Poo, Borbolla).

Se trata de un grupo organizado especializado principalmente en robos con fuerza en anexos de viviendas y hurtos

Los efectos sustraídos eran habitualmente herramientas, bicicletas y antigüedades, que posteriormente revendían ya fuera a través de páginas de compraventa de segunda mano en Internet o a través de sus receptadores, que en algunas ocasiones hasta le hacían algún pedido específico, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Las personas detenidas son O.M.S.F., de 55 años y vecino de Llanes; A.R.T., de 42 años y vecino de Cantabria; S.D., de 67 años y vecino de Llanes; C.G.L., 37 años y vecino de Cantabria; A.L.M., de 34 años y vecino de Cantabria; A.F.G., de 36 años y vecino de La Felguera.

Tres fases

La investigación, que transcurrió en tres fases, comenzó a principios del verano del 2015, tras apreciarse un incremento en la comisión de hechos delictivos contra el patrimonio, concretamente robos con fuerza en interior de anexos a viviendas y hurtos en zonas rurales en los cuales se daban unas características comunes tanto en el modo de ejecución como en zonas de actuación y materiales sustraídos.

En el transcurso de la primera fase de las investigaciones, se pudo determinar la presencia de un vehículo en las zonas afectadas por las sustracciones cuyo rastro llevó a la identificación de una persona sospechosa para los agentes.

Esta persona, según informa la Guardia Civil, utilizaba para sus traslados distintos vehículos. En algunas ocasiones eran de alquiler, en otras de alguno de sus acompañantes, adoptando en sus desplazamientos medidas encaminadas a evitar su vigilancia y haciéndolo habitualmente en horarios nocturnos.

También se pudo saber que no actuaba sola, "y que en la mayoría de las ocasiones lo hacía en compañía de otra persona, que no era siempre la misma y que ocultaban los objetos sustraídos en el interior de una caravana ubicada en una finca de Llanes".

Ocultaban los objetos sustraídos en el interior de una caravana ubicada en una finca de Llanes

En la segunda fase de las investigaciones, se pudo determinar que la venta de objetos sustraídos la hacían en la mayoría de las ocasiones a través de una página de Internet dedicada a la compraventa de segunda mano, lo que puso a los agentes en la pista de otro de los componentes del grupo.

Con todos los datos recabados hasta ese momento, dio comienzo una tercera y última fase de la investigación, donde finalmente, se pudo conocer la identidad de todos los implicados en los hechos.

Así se pudo confirmar la existencia de una estructura estable como grupo organizado para la comisión de hechos delictivos constituido por seis personas con funciones claramente definidas entre sus componentes, procediendo a la detención de todos ellos a lo largo de los meses de marzo y abril.

Comentarios