lunes 17/1/22

La Navidad es una de las épocas del año en la que más decoramos la casa y nos gusta verla llena de alegría y magia. El árbol, las luces, el belén… y, como no, las flores y plantas más típicas que decoran este mes. Más allá de la flor de Pascua con la que comenzaremos, ¿sabes cuáles son?

Una de las más especiales es esa, la flor de pascua. Aunque su uso está extendido en Europa durante la época navideña, es una flor que proviene de zonas cálidas de Sudamérica. Se dice  además que esta planta siempre ha estado siempre relacionada con el 24 y el 25 de diciembre.

Flor de pascua

Hay diferentes variedades de flores de pascua ya que podemos elegir el color que más nos guste a nosotros o a la persona que le queremos regalar este detalle. Amarillo, rosa, blanco… puedes seleccionar tu flor de pascual ideal y decorar tu mesa porque son especialmente bonitas. Además, puedes completar su decoración con un tiesto bonito, lazos… ¡A tu gusto!

El muérdago es otro típico de la Navidad. Se usa para decorar puertas y es un imprescindible en casas oficinas o tiendas. Esta planta tiene una historia que aparece en el cine y en la literatura, como el famoso beso debajo del Muérdago en Navidad.  Proviene de la tradición escandinava.  

Lo mismo pasa con el acebo. Aunque a veces tienden a confusión no se parecen en nada. Las hojas del acebo son verdes en diferentes tonos, incluso con salpicaduras amarillas. Es una de las plantas más decorativas y representativas de toda la Navidad.

El cactus de Navidad o también llamado cactus navideño o plumas de Santa Teresa tiene su origen en brasil. Es una planta que florece en invierno y por eso es típica de la Navidad. También puede tener variedad de colores pero el cactus con flores rojas es la venta estrella porque es la que más recuerda a la Navidad.

Para decorar nuestro centro de mesa la nandina doméstica está de lujo. Es originaria del este de Asia y es venenosa en caso de ingerirla. Por eso si tenemos niños cerca hay que estar muy atento.

Como idea, si no tienes espacio para instalar un gran árbol de Navidad, existe una alternativa: el falso ciprés. Este se puede completar con algunos adornos y una maceta bonita.

¿Y si queremos regalar una planta o una flor? No dudes en este dilema y regala rosas rojas. Y si no regálatelo a tu mismo y decora el centro de tu mesa de comidas navideñas. Podemos combinarla con otras rosas blancas para jugar un poco con los colores de Navidad. Estas son las 7 flores o plantas que de pueden salvar la Navidad, ¿cuáles no faltan cada año en tu mesa?

Comentarios