sábado 15/5/21
SUCESOS

Desarticulada una banda de distribuidores de billetes falsos de 200 euros

La Policía Nacional ha detenido a nueve personas, dos de ellas menores, que no dudaban en recurrir a la violencia si se les descubría cuando trataban de pagar con el dinero falso.

Billetes y armas incautados a la banda especializada en falsificación de moneda
Billetes y armas incautados a la banda especializada en falsificación de moneda

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que fabricaba y distribuía billetes falsos de 200 euros. En total, nueve personas, entre ellas dos menores, han sido detenidas. Según el relato policial, los integrantes de este grupo que actuaba en Murcia y Ciudad Real no dudaban en utilizar la violencia si eran descubiertos al intentar pagar con la moneda falsa.

La trama tenía su base de operaciones en Puertollano (Castilla-La Mancha), desde donde se desplazaban en coche para colar los billetes falsos en comercios de toda España.

La investigación comenzó en febrero, cuando se detectó actividad delictiva por parte de un grupo de personas que se estaba dedicando a fabricar y distribuir billetes falsos de 200 euros.

Asimismo, la Unidad Central de Delitos Socioeconómicos y Falsificación de Moneda del cuerpo de Mossos d’Esquadra estaba llevando una investigación paralela en Cataluña con numerosas denuncias relacionadas también con el pago de compras con billetes de 200 euros falsos. El traspaso de información se materializó en la creación de un equipo conjunto, que ha permitido aglutinar en los investigados más hechos delictivos.

Sistema

Una vez habían seleccionado el establecimiento en el que iban a cometer el hecho delictivo, los detenidos adquirían productos de escaso valor y pagaban con un billete de 200 euros legítimo. Cuando los dependientes comprobaban, mediante la máquina detectora, que el billete era verdadero, los miembros de la organización requerían el billete con la excusa de que tenían el importe exacto, o bien hacían alusión a que estaban siendo víctimas de un trato racista y recuperaban el legal. Luego, fingían no tener menor cuantía y le entregaban un billete falso, que ya no era comprobado por el encargado del establecimiento ya que consideraba que se trataba del anteriormente verificado.

En otras ocasiones, los arrestados pagaban directamente con un billete falso, pero al tratarse de una copia de mala calidad, provocaban un alboroto en la tienda para distraer al dependiente y que no se percatara del engaño. Los hombres y mujeres de esta organización no dudaban en hacer uso de la violencia para abandonar los comercios cuando los comerciantes o vigilantes de seguridad detectaban el engaño e intentaban que permaneciesen en el lugar hasta la llegada de la Policía. Los especialistas de la Policía Nacional en la lucha contra la falsificación de moneda han intervenido durante los últimos años más de 250.000 euros de esta falsificación.

Comentarios