miércoles 1/12/21

La empresa de mensajería más longeva de España, Correos, celebra durante este curso su 300º aniversario. Lo hace con motivos de sobra, ya que la sociedad distribuye más paquetes que nunca y prevé un aumento de la plantilla durante los próximos años. Así lo aseveraba su presidente, Javier Cuesta, durante unos encuentros sindicales celebrados recientemente por CSIF. Entonces, el responsable recordó las últimas ofertas de empleo público convocadas por la compañía de transportes, y auguró que en 2020 la plantilla podría contar con 10.000 trabajadores más que en la actualidad.

Esta optimista visión de futuro se fundamenta sobre las buenas cifras de facturación de 2016 (1.761 millones de euros, según la IGAE) y la apertura de centros en el extranjero. También sobre la renovación, la digitalización, la creación de soluciones ligadas a los retos de la mensajería moderna y, en concreto, a los excelentes resultados de Correos Express. De hecho, siempre según Cuesta, esta filial sería la que concentraría buena parte de los nuevos empleados (a finales de 2016 contaba con 3.000), con el objetivo de dar respuesta a la demanda de clientes de todo el globo. Entre estos últimos destaca el gigante americano Amazon, que representa el 30% de la facturación de Correos Express.

Además, si en los últimos tiempos hemos asistido a la popularización del comercio electrónico, es lógico que los servicios de paquetería traten de crear estructuras que sostengan estos nuevos canales de ventas. Así, la empresa pública apuesta por su filial Express como recurso para el sector del eCommerce. A su difusión colaboran portales como Packlink, un comparador de paquetería que ofrece a las tiendas online la posibilidad de cotejar entre los distintos servicios de Correos Express. De esta manera, basta con indicar las dimensiones del paquete, así como su peso, origen y destino, para acceder a todas las tarifas de Correos en Packlink.es. Desde el Paq 24 (entrega en domicilio en 24 horas) hasta el Paq 10 (entrega antes de las diez de la mañana), los empresarios y particulares tienen la opción de contratar el servicio que mejor se adapte a sus preferencias.

Con todo, la empresa pública española está siendo fuertemente impulsada desde una filial que en 2016 tuvo unos beneficios de 166 millones de euros (un 16% de incremento interanual). Un dato que se explica al contabilizar el número de paquetes tramitados (40 millones) y que promete cerrar 2017 con ingresos de unos 200 millones de euros. Es por ello que Correos pretende aprovechar el buen momento y preparar un plan de inversiones para los próximo cuatro años: una inyección de unos 45 millones de euros que contemplaría, entre otros esfuerzos, la modernización de los sistemas tecnológicos. Tal es el caso de las pruebas con drones o de buzones digitales integrados en comunidades de vecinos o estaciones de transporte.

De momento, el próximo reto de la sociedad estatal está relacionado con la actualidad política. Nos referimos a las cercanas elecciones catalanas del 21 de diciembre, en las que Correos juega un papel sustancial al gestionar el voto de los que participen por adelantado, tanto dentro como fuera de España. Igualmente, se encargará de los envíos de la Oficina del Censo electoral, de la propaganda de campaña y de la recogida de documentación en las Mesas.