lunes 29/11/21
EMPLEO

La contratación de personas con discapacidad alcanza su máximo histórico en 2015

A pesar de que se lograron 1.340 contratos, la tasa de actividad sigue siendo muy baja en este colectivo.

Existen "muchas leyes" autonómicas que se deben modificar para adaptarlas a la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad
Cantabria registró 1.340 contratos a personas con discapacidad en 2015

La contratación de personas con discapacidad alcanzó en 2015 su máximo histórico en Cantabria, con 1.340 contratos, frente a los 968 del año anterior. Sin embargo, su tasa de actividad sigue siendo muy baja, ya que el 63% de las personas con discapacidad en edad laboral no tiene empleo ni lo busca, según un análisis de la Fundación Adecco.

A nivel regional, la contratación de personas con discapacidad y mayores de 45 años creció por encima de la media nacional en pasado año. Así, mientras la contratación general aumentó un 14%, entre las personas con discapacidad se incrementó en un 38% y en los mayores de 45, un 26%.

Ambos grupos fueron especialmente afectados por la destrucción de puestos de trabajo. Con la reactivación económica y por pura estadística, actualmente comienzan a recuperar el empleo perdido, continuando una tendencia que ya se inicio en 2014, según se desprende de los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal recogidos por la Fundación Adecco.

En Cantabria se firmaron en 2015 un total de 213.884 contratos, un 14% más que el año anterior, cuando se registraron 187.852. En este contexto, la Fundación Adecco ha querido profundizar en los efectos de la reactivación económica sobre las personas que lo tienen más difícil, con el ánimo de analizar si se están integrando con normalidad en esta recuperación.

Al igual que el año pasado, las personas con discapacidad y los mayores de 45 años han experimentado un repunte en sus contrataciones superior a la media en Cantabria.

A nivel nacional, la contratación de personas con discapacidad y de mayores de 45 años han experimentado un repunte en 2015. Así, las primeras registraron un incremento del 15 por ciento, mientras que los mayores de 45 años crecieron aún más, en un 16%.

Fundación Adecco atribuye crecimiento por encima de la media a una confluencia de factores como el efecto estadístico al haber sido un sector de la población especialmente afectado por la crisis y por la destrucción de empleo y que tradicionalmente ocupaban puestos menos estables.

Otro de los factores que apunta la Fundación Adecco es un paulatino cambio de mentalidad en la cultura corporativa de las empresas, que comienzan a entender que la contratación de personas con discapacidad "aporta valor, no sólo desde el punto de vista de la legislación o las bonificaciones fiscales, sino también desde la óptica social y de la productividad". Asimismo, su contratación "refuerza la política de RSE y valores como el compromiso, la estabilidad, la motivación o el esfuerzo".

Asimismo, las nuevas generaciones con discapacidad se plantean un futuro profesional en el que puedan trabajar, rompiendo la anacrónica tradición que relaciona a la persona con discapacidad con la inactividad y la dependencia. "Son cada vez más jóvenes con discapacidad los que deciden incorporarse al mercado laboral y encuentran trabajo".

Fundación Adecco apunta también la existencia de una nueva legislación "más eficiente", que unifica toda la normativa existente en materia de discapacidad, actualizando las leyes vigentes y armonizándolas siguiendo la Convención Internacional sobre los Derechos de las personas con discapacidad. Ha recordado, no obstante, que la tasa de actividad de las personas con discapacidad es aún muy baja y que un 63% de las que está en edad laboral no tiene trabajo ni lo busca.

En este contexto, Adecco echa en falta programas educativos específicos que garanticen la formación igualitaria de las personas con discapacidad; recursos para la búsqueda de empleo y barreras adicionales en la búsqueda de empleo como desconocimiento, dificultades de comunicación o comprensión, entre otras. Asimismo, apunta que el  sistema de prestaciones que, si bien en muchos casos es necesario para garantizar unos ingresos mínimos, en otras ocasiones "puede promover la inactividad de personas que sí cuentan con competencias para el empleo".

En cuanto al incremento del empleo de personas mayores de 45 años, Adecco relaciona este hecho con una Marcha del talento juvenil. Desde que comenzara la crisis, cerca de medio millón de menores de 35 años han salido de nuestras fronteras en busca de mejores condiciones laborales así como la oleada de  mujeres mayores de 45 años que se han incorporado al mercado laboral, así como la moderación salarial.

Ante estos datos, la Fundación Adecco se ha propuesto generar 30.000 empleos hasta el año 2020, con el apoyo de 300 compañías comprometidas con la diversidad. El reto "es seguir generando puestos de trabajo para personas que hoy tanto lo necesitan, y que sólo a través del empleo pueden superar situaciones personales muy complicadas".

Comentarios