lunes 29/11/21
SANTANDER

Continúa la regeneración urbana en el Cabildo

El Ayuntamiento aprueba un ARRU en una actuación promovida por los propietarios de los inmuebles.

El Cabildo de Arriba de Santander
El Cabildo de Arriba de Santander

El Ayuntamiento de Santander ha aprobado la delimitación de un Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) en el Cabildo de Arriba, de acuerdo con lo previsto en el Plan Especial, que permitirá continuar el proceso de transformación de esta zona con la construcción de 84 nuevas viviendas en sustitución de las existentes en la actualidad en dos manzanas del barrio

La actuación, promovida por los propietarios de los inmuebles con el asesoramiento del Ayuntamiento, contará también con el respaldo municipal en forma de subvenciones, que se completarán con ayudas de los gobiernos regional y  central.

Según ha explicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, esta actuación supondrá “un paso muy importante” para la transformación de este barrio, y da continuidad a los proyectos de rehabilitación y urbanización acometidos ya en los últimos años.

En concreto, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento ha aprobado la delimitación del ARRU, una figura urbanística que permite a los propietarios de estos inmuebles acogerse a las ayudas previstas en el Plan Estatal de Vivienda y en el Decreto del Gobierno de Cantabria para proyectos de regeneración y renovación urbanas.

Las ayudas podrán llegar hasta un máximo de 51.000 euros por cada vivienda renovada, aportados por las tres administraciones implicadas.

En el caso del Ayuntamiento, la aportación será de 6.000 euros por vivienda y, en el mismo acuerdo de la Junta, ya se ha comprometido para ello

una partida económica de 504.000 euros, que el Consistorio tiene consignada para esta intervención.

Ahora, los propietarios de las viviendas y locales incluidos en el área delimitada deberán presentar una Memoria-Programa ante la Dirección General de Vivienda del Gobierno de Cantabria que deberá contemplar un programa de las acciones a llevar a cabo, una programación temporal de las mismas y una justificación técnica y económica de la actuación.

Por su parte, la Consejería de Obras Públicas y Vivienda deberá solicitar una comisión bilateral con el Gobierno de España para aprobar el ARRU y, con ello, dar luz verde a las ayudas para llevar a cabo esta actuación que los vecinos llevan tanto tiempo esperando, ha comentado Díaz.

El área de actuación delimitada por el Ayuntamiento se divide en dos fases, la primera de ellas, para la manzana de la calle Alta 7-17, la más avanzada, que cuenta ya con un estudio de detalle presentado en el Ayuntamiento y se aprobará próximamente. Afecta a 35 viviendas, cuyos propietarios ya se han constituido en comunidad de bienes y han designado un gestor para la actuación.

La segunda fase, por su parte, corresponde a la manzana limitada por las calles Alta y San Pedro, que engloba 49 viviendas y se abordaría posteriormente.

Nuevo paso en la transformación del Cabildo

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda ha destacado que esta actuación supone un nuevo paso muy importante en la regeneración de un barrio que ha sido “objetivo prioritario” del Ayuntamiento en los últimos años y que ha experimentado ya una “importante transformación”.

En este sentido, ha recordado las obras de urbanización acometidas en el entorno y también las ayudas concedidas para la rehabilitación de edificios a través de la declaración del ARI (Área de Rehabilitación Integral), del que se beneficiaron 33 comunidades de propietarios y 299 viviendas que recibieron subvenciones por valor de más de 700.000 euros.

Díaz ha destacado que durante todo este tiempo el Ayuntamiento ha estado en contacto permanente con el Gobierno Regional y con los vecinos a través de la oficina de información existente en la calle Alta que, a su vez, es la sede de la Sociedad de Vivienda y Suelo.

Y también ha recordado que la Comisión Mixta del Cabildo, creada para el seguimiento de todas las actuaciones que se desarrollan en el barrio y formada por las tres administraciones (local, regional y estatal), la asociación de vecinos del Cabildo, los grupos políticos de la oposición y los técnicos municipales, ha celebrado doce reuniones desde diciembre de 2008 y está prevista una nueva convocatoria para el próximo mes de noviembre.

Comentarios