miércoles 18/5/22

La Audiencia Provincial de Cantabria retomará este martes, 18 de enero, a partir de las 11:30 horas, el juicio contra el joven acusado de intentar matar a otro al que apuñaló y que era el exnovio de su hermana.

La Fiscalía solicita una pena de nueve años de cárcel para el acusado

La Fiscalía solicita una pena de nueve años de cárcel para el acusado, de nacionalidad brasileña, y también año y medio de prisión a otro hombre que supuestamente ayudó a huir al agresor.

El Ministerio público considera los hechos constitutivos de un delito de tentativa de asesinato -la víctima sufrió riesgo vital- y encubrimiento.

El juicio arrancó el pasado 16 de diciembre, cuando declararon los acusados, pero fue suspendido por la incomparecencia de uno de los testigos clave que se encontraba con la víctima en el momento del apuñalamiento.

En esa primera sesión, el principal acusado negó los hechos y aseguró que "no estaba allí". También negó lo sucedido el otro acusado que supuestamente ayudó a huir en coche al agresor.

Según el escrito de la Fiscalía, el acusado había mantenido una hora antes un altercado con otro chico, de 19 años, a quien conocía porque había sido pareja de su hermana y ambos "se llevaban mal".

La acusación pública considera que "ambas partes de encontraron o se buscaron, pero sin mediar más que unas pocas palabras entre ellos" y que el acusado salió del vehículo que conducía un amigo -el otro procesado-.

Así, cuando estaba frente al perjudicado "sacó sorpresivamente un cuchillo de cocina, con filo único y unos 15 centímetros de largo, clavándoselo en el abdomen" a la víctima, a la que apuñaló "en un solo lugar, pero empujando o hurgando tres veces, dejándole el intestino fuera de la cavidad abdominal y a la vista".

Cuando estaba frente al perjudicado "sacó sorpresivamente un cuchillo de cocina, con filo único y unos 15 centímetros de largo, clavándoselo en el abdomen"

El acusado huyó "inmediatamente" en el vehículo que conducía su amigo, quien le ayudó a "huir del lugar a toda prisa".

Según informe del forense, la víctima sufrió un riesgo de "carácter vital, de no haber mediado atención médica y tan rápido como se le proporcionó".

DELITOS Y PENAS

Los hechos constituyen, a juicio de la Fiscalía, un delito de asesinato en grado de tentativa -del que es autor el supuesto agresor- y otro delito de encubrimiento -atribuido al conductor del vehículo en el que huyó el anterior-.

La pena solicitada para el primero asciende a nueve años de prisión y el pago de una indemnización de 7.600 euros a favor del agredido, y de 12.300 euros para el Servicio Cántabro de Salud por los gastos médicos generados. Para el segundo, la petición de condena asciende a un año y medio de cárcel.

Comentarios