lunes 29/11/21
Tribunales

Continúa mañana el juicio contra los tres policías de Santander acusados de agredir a un joven en una detención

El juicio comenzó el 21 de marzo en el que declararon los tres policías acusados por delitos contra la integridad moral y de una falta de lesiones.

Policias-agresion
El denunciante, que formaba parte del grupo implicado en la pelea por la que fueron llamados los policías, se acercó a los agentes y le dio una patada en la espalda a uno de ellos

El juicio contra los tres policías de Santander acusados de agredir durante una detención a un joven que salió huyendo tras dar una patada en la espalda a uno de ellos se retomará este lunes, 27 de marzo, en la Audiencia Provincial con la declaración del denunciante y otros testigos, además de los peritos.

En la primera jornada del juicio, que se celebró el pasado martes, 21 de marzo, declararon los tres acusados -a los que se les imputa sendos delitos contra la integridad moral y de una falta de lesiones-, que negaron haber golpeado al denunciante.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 24 de mayo de 2014, en la confluencia de las calles Santa Lucía y Menéndez Pelayo de Santander cuando dos agentes de la Policía de Santander que intentaron "mediar", según sus palabras en el juicio, en una pelea entre un grupo de jóvenes fueron -dicen- agredidos por un chico y una chica y, posteriormente, rodeados por el resto, que intentaban evitar que fueran detenidos.

Los agentes intentaban mediar en una pelea de jóvenes cuando fueron agredidos por un chico y una chica, lo que hizo que el resto del grupo les rodeara para evitar la detención de sus amigos

Cuando se encontraban rodeados, y según la versión ofrecida en el juicio por los acusados, el denunciante, que formaba parte del grupo implicado en la pelea, se acercó a los agentes y le dio una patada en la espalda a uno de ellos.

Al llegar los refuerzos, el compañero del que había recibido la patada ordenó que persiguieran al chico que había dado la patada, que se encontraba a unos metros de distancia y que, al ver que iban tras él, salió huyendo.

Fue alcanzado en la calle Bonifaz y el joven aseguró en su denuncia haber sido perseguido porque grabó con su móvil la, a su juicio, "desproporcionada" intervención de la Policía en la calle Santa Lucía.

Asegura que cuando estaba siendo perseguido, ya en Bonifaz, levantó los brazos en señal de rendición pero fue derribado, según dice, por cuatro agentes.

Afirmó que una vez en el suelo, los agentes le golpearon con las defensas, hicieron un "uso desproporcionado de su fuerza" para inmovilizarle y uno de ellos le puso una bota sobre la cara.

El denunciante asegura que se hizo un "uso desproporcionado de la fuerza" cuando le golpearon con las defensas, al inmovilizarle y al ponerle uno de los policías una bota sobre la cara

Finalmente fueron acusados tres policías de sendos delitos contra la integridad moral y de una falta de lesiones, por los que el Ministerio Fiscal pide para cada uno de ellos un año de prisión, dos de inhabilitación y una multa de 900 euros. Además, considera que deben indemnizar al joven con 3.850 euros por las lesiones y los daños morales.

La acusación particular, que representa al joven supuestamente agredido, acusa a los tres agentes del delito contra la integridad moral y dos faltas de lesiones.

En el juicio, dos de los tres acusados reconocieron haber participado en la detención pero negaron haber golpeado al joven y haberle puesto una bota en la cabeza, como sostiene el denunciante.

Además, negaron que el joven se rendiese y aseguraron que sí opuso resistencia, por lo que tuvo que ser inmovilizado, aunque -aseguran- para ello se usaron las técnicas "habituales" y "menos lesivas" para el detenido.

El otro acusado, que fue el policía al que el denunciante le pegó una patada en la espalda en Santa Lucía, negó haber participado en la detención en la calle Bonifaz, en la que, según el denunciante, se produjo la agresión de los agentes.

En la vista del lunes está previsto que, entre otros, declaren el joven denunciante, que fue condenado por esta patada, y el chico y la chica que fueron anteriormente detenidos en Santa Lucía tras agredir a los agentes, además de los peritos. También se practicará la prueba documental.

Está previsto que el juicio quede visto para sentencia, una vez concluidas las testificales y periciales y después de conocer si alguna de las partes -Fiscalía, acusación particular o defensa- modifica sus conclusiones iniciales o las penas que pide.

Esta segunda jornada del juicio arrancará a partir de las 10.00 horas en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.