lunes 6/12/21
TRIBUNALES

Condenan a un taxista a indemnizar con 15.000 euros a un conductor de autobús

El taxista, que había sido adjudicatario de una ruta escolar durante mes y medio, deberá indemnizar con más de 15.000 euros a un conductor de autobús
Taxista
Taxista

El Juzgado de lo Social número 5 de Santander ha condenado a un taxista de Reocín, que había sido adjudicatario de una ruta escolar durante mes y medio, a indemnizar con más de 15.000 euros a un conductor de autobús. Así consta en una sentencia del magistrado titular de ese órgano en la que admite la demanda interpuesta por el interesado contra la empresa de auto-taxi que resultó concesionaria del servicio y absuelve a la sociedad saliente del mismo.

En concreto, en el fallo, consultado por Europa Press, el juez declara improcedente el despido del conductor en cuestión por parte de la entidad subrogante, llevado a cabo el 4 de mayo de este año. Así, condena a la empresa a que le indemnice con 15.250 euros o le readmita, extremo este último que "no tiene sentido" al haberse suprimido la ruta, según ha indicado la Federación Cántabra del Taxi.

De acuerdo con la resolución judicial, el demandante prestó sus servicios como conductor para una empresa de transporte de viajeros por carretera de Cantabria desde agosto de 2016, con jornada a tiempo completo. Esta compañía de autobuses se hizo con el contrato de una ruta escolar -de Amós de Escalante a Torrelavega- hasta el 3 de mayo, cuando se adjudicó a otra del sector del auto-taxi, tras haber acudido al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

Pero según asegura la asociación de taxistas, la Consejería de Educación del Gobierno regional no le adjudicó el contrato pese a ofertar una propuesta "un 30%" más económica que la de la compañía de autobuses. Así, solo hizo la ruta un mes y medio, hasta el 22 de junio. Además, "dos semanas después" de haberla iniciado comunicó al taxista que no se prorrogaba para el año académico siguiente, al "haber desaparecido las condiciones que motivaron la necesidad de su contratación".

Con todo, la sentencia reconoce la "radicalidad extrema" del precepto establecido en el convenio colectivo del Transporte de Viajeros por Carretera de Cantabria y admite que la situación es "desmedida en sus consecuencias".

CONDENA DESPROPORCIONADA Y FRAUDE

No obstante, al declarar improcedente el despido, condena a la empresa del taxista a readmitir al conductor o a indemnizarle con 15.250 euros, "como si hubiera trabajado a su servicio a jornada completa durante cinco años", señala la Federación Cántabra del Taxi, que tacha de "desproporcionada" la condena. También denuncia el "fraude que comenten las empresas de autobuses adscribiendo a las rutas a los conductores con mayor antigüedad para impedir la libre concurrencia de otras empresas, con la connivencia de la Consejería de Educación y los sindicatos del transporte".

Comentarios