jueves 21/10/21
TRIBUNALES

Condenada a año y medio de prisión la exsecretaria de Ganemos por malversación en la plataforma de alimentos de Camargo

Juicio por el uso irregular de vales de comida del Banco de Alimentos de Camargo
Juicio por el uso irregular de vales de comida del Banco de Alimentos de Camargo

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a un año y medio de prisión a la exsecretaria de Ganemos en Camargo, Jimena González, por malversación de caudales públicos cuando gestionaba la plataforma municipal de alimentos, y a otros tres meses al voluntario que denunció los hechos y que actuó como su cómplice.  La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, recoge que Jimena González "entregó vales de compra a personas conocidas suyas sabiendo que no estaban incluidas en las listas de beneficiarios", afirmación que basa en el veredicto del jurado popular, que la declaró culpable por unanimidad tras el juicio, celebrado el pasado mes de abril. Así, además de la pena de cárcel, se le inhabilita para cargo público durante tres años y deberá indemnizar al Ayuntamiento de Camargo con 1.600 euros y abonar una multa de unos 1.350 euros.

En cuanto al voluntario, ha sido condenado a tres meses de prisión como cómplice de un delito de malversación de caudales públicos, con las atenuantes de reparación parcial del daño y confesión. También tendrá que indemnizar al Consistorio con 270 euros y abonar una multa de 150 euros. La Sala ha considerado probado que Jimena González, que entonces era secretaria del concejal de Servicios Sociales, Marcelo Campos -que fue expulsado de Ganemos y después del equipo de gobierno municipal-, repartió un número no determinado de vales de compra a conocidos suyos sabiendo que no estaban incluidos en las listas de beneficiarios, y se quedó para ella al menos 30 vales que entregó en mano al voluntario ya condenado, quien gastó 270 euros en varias compras de productos frescos para ambos.

Lo hizo en 2016, al organizar el Ayuntamiento un reparto de 1.200 vales de compra por importe de 10 euros cada uno, cuando González ejercía funciones de supervisión y organización de la plataforma de alimentos, dedicado al reparto entre personas necesitadas tanto de alimentos no perecederos como de vales de compra para productos frescos (carne y pescado) utilizables en el supermercado Eroski del Centro Comercial Valle Real. En ese momento, la inculpada cambió sistema de control de reparto y el que estableció "dificultaba o impedía controlar cuántos y qué vales fueron entregados a los beneficiarios que figuraban en el listado", según recoge la sentencia, que no es firme y cabe contra ella recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Se utilizaron en total 1.143 vales en las compras en el supermercado, siendo el importe abonado por el Consistorio camargués de 11.401 euros, y González repartió entre personas que no figuraban en el listado al menos 160 vales por importe de 1.600 euros, que es la diferencia entre los 983 vales repartibles entre las personas en lista y el total de los que fueron utilizados en las compras. Tras actuar como cómplice, el voluntario confesó su participación en los hechos en el Ayuntamiento y ante la Guardia Civil, motivo por el que se inició la causa, y devolvió al Consistorio los tres vales que no había utilizado.

Comentarios