lunes. 27.06.2022

El Ayuntamiento de Noja ha iniciado la selección de los 22 socorristas y tres patrones de embarcación que integrarán el servicio de salvamento y socorrismo en las playas del municipio durante la próxima temporada estival.

Según ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Javier Martín, a este proceso se han presentado medio centenar de candidatos, de los que 45 optan al puesto de socorrista y los cinco restantes al de patrón de embarcación.

Los que finalmente queden fuera del operativo diseñado por el Ayuntamiento para atender los arenales de Noja pasarán a formar parte de una bolsa de trabajo para cubrir las bajas laborales o contingencias que pudieran producirse durante el verano.

A este proceso se han presentado medio centenar de candidatos

Los seleccionados, uno más que el pasado año, prestarán atención y vigilancia en las playas de Ris, Trengandín, Joyel, Helgueras y del Brusco desde junio hasta septiembre en horario de 11:30 a 19:30 horas, si bien durante la primera quincena de junio y la última de septiembre solo lo harán durante los fines de semana.

De cara a esta nueva temporada, Martín ha destacado que este servicio municipal contará con nuevo material y equipos y una nueva torre de vigilancia con caseta en la playa de Joyel, dotaciones que, ha subrayado, se suman a las “importantes inversiones llevadas a cabo por el Consistorio durante los tres últimos ejercicios para mejorar la gestión y dignificar el trabajo de estos profesionales”.

El objetivo, ha continuado, “es repetir cuando menos el positivo balance conseguido el pasado verano, cuando la temporada se cerró sin ningún percance grave”.

CASI 700 INCIDENCIAS

Según la memoria elaborada por el Ayuntamiento, durante el pasado verano este servicio de salvamento y socorrismo llevó a cabo 37 rescates y atendió un total de 695 incidencias, la mayoría sin importancia aunque en 13 casos se requirió la presencia de una ambulancia para trasladar a algún lesionado o atender leves mareos y lipotimias.

La inmensa mayoría de estas incidencias se debieron a picaduras de insectos, pequeños cortes o rozaduras de mínima gravedad.

Trengandín fue la playa en la que se registró un mayor número de incidencias, con 292, lo que representa el 40% del total, seguida de Ris, donde se contabilizaron 222 actuaciones.