sábado 23/10/21
AYUDAS

La cobertura del Ingreso Mínimo Vital alcanza a 6.701 cántabros, tres puntos por encima de la media nacional

Tres de cada cuatro solicitudes del Ingreso Mínimo Vital (IMV) han sido denegadas
Concentración y reparto de alimentos de la Despensa Solidaria de Chamberí
Concentración y reparto de alimentos de la Despensa Solidaria de Chamberí

La cobertura del Ingreso Mínimo Vital (IMV) alcanza el 9,6% en Cantabria, con 6.701 beneficiarios, frente al 6,4% de media nacional, según la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, a partir de los datos de marzo del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En concreto, la asociación destaca que las comunidades con una mayor cobertura son Navarra (14,2%) y Aragón (12,2%), junto a las ciudades autónomas de Melilla (16,8%) y Ceuta (13,9%); y las que menos, Baleares (3,5%), Cataluña (4,2%) y Castilla La Mancha (4,2%). Comparando con el total de España, las personas beneficiarias del IMV únicamente llegan al 80% de las beneficiarias de Rentas Mínimas (RRMM) y en el caso de Cantabria al 52,2%, el quinto porcentaje más bajo de las comunidades.

Sin embargo, la cuantía media por persona perceptora de los IMV en el conjunto de España supone el 16,4% de la renta media por hogar en nuestro país, mientras que asciende al 18% en Cantabria, la sexta mayor por comunidades. Tres de cada cuatro solicitudes del Ingreso Mínimo Vital (IMV) han sido denegadas y un 30% (347.645) están pendientes de resolver, según avisa la asociación.

"Del total de solicitudes sólo se han aprobado una de cada 4, un 26%. Una cifra irrisoria que no responde a las expectativas depositadas en este nuevo derecho subjetivo ni tampoco responde a las necesidades de la población azotada por las consecuencias sociales de la pandemia COVID-19", subraya la asociación.

Según precisa, el propio Ministerio ha explicado que la mayoría de las denegaciones se han producido por no cumplir el criterio de vulnerabilidad (al superar los umbrales de renta y patrimonio) y los directores de Servicios Sociales añaden que "hay que tener en cuenta que se valoran los ingresos de la renta de 2019, año en el que no impactó la pandemia de la COVID-19".

Además, un 10% de las denegaciones se deben a la falta de acreditación de la unidad de convivencia, "para la que se sigue exigiendo el padrón histórico colectivo", según indica. Así, la asociación lamenta que "solo el 6,4% de la población que vive bajo el umbral de la pobreza en España (565.195 personas) se beneficia de esta nueva prestación", y si se tiene en cuenta el total de la población, "solamente llega al 1,2%".

Además, advierte de que el IMV "no mejora" la cobertura y la cuantía del sistema autonómico de rentas mínimas pues la ayuda "solo alcanza al 80% de las personas beneficiarias del sistema de Rentas Mínimas". Los directores de Servicios Sociales señalan que, si se hubiera realizado la pasarela de las Rentas Mínimas al Ingreso Mínimo Vital la lista de espera sería "prácticamente inexistente". Además, ponen de manifiesto que, "a pesar de la crisis social, el IMV no ejecuta más que el 40% del presupuesto anual". En nueve meses la Seguridad Social "solo ha desembolsado 920 millones de euros de los 3.000 millones anuales previstos".

La asociación también indica que la cuantía media por persona perceptora de los IMV en el conjunto de España supone el 16,4% de la renta media por hogar en España, "una cuantía extremadamente baja e inferior al 17,1% del sistema de Rentas Mínimas". La asociación de directores y gerentes de Servicios Sociales lamenta que "el Gobierno no ha cumplido, ni siquiera con una cuarta parte del objetivo que se planteó de que en unos meses llegaría el IMV a las 800.000 familias que malviven en la pobreza extrema".

"Mientras tanto las 'colas del hambre' deberían avergonzar a los gobernantes y en lugar de ser noticia, tendrían que ser la denuncia continua de la impericia del Gobierno en la gestión de la 'vacuna contra la pobreza', que es el Ingreso Mínimo Vital", zanja.

Comentarios