miércoles 4/8/21
LABORAL

CCOO denuncia el despido del presidente del comité de empresa de LIDL por luchar por mejorar las condiciones laborales

El sindicato ha señalado que esta “práctica absolutamente antisindical” se produce “a 45 días del inicio del proceso electoral” en la empresa, por lo que considera que es una “maniobra para quitarse del medio” lo que “les resulta un estorbo”.

CCOO y UGT han convocado huelga en Lidl
El presidente del comité de empresa de Lidl ha sido despedido

CCOO-Servicios denuncia el despido del presidente del comité de empresa de LIDL en Cantabria como "represalia" de la empresa contra una persona que se significó en la mejora de las condiciones laborales.

Para Gregorio Madrid, secretario de Acción Sindical de CCOO-Servicios, "se trata de una práctica absolutamente antisindical que se produce a 45 días del inicio del proceso electoral en la empresa, por lo que el sindicato entiende que se trata de una maniobra empresarial para quitarse del medio al sindicalista que les resulta un estorbo debido a su trayectoria sindical".

Carlos Fernández, delegado de CCOO y presidente del comité de empresa en LIDL desde hace más de 16 años, “fue el impulsor de la huelga que se llevó a cabo en la empresa en Cantabria en 2016”, según informa el sindicato en un comunicado de prensa.

CCOO defiende que se trata de un trabajador con 22 años de antigüedad en la empresa, con una trayectoria "ejemplar y con éxito profesional, sin ningún tachón en su expediente"

CCOO explica que, según recoge la carta de despido, al trabajador se le acusa de "crear terror con sus compañeras en su centro de trabajo, de comer sándwiches, de coger comida de perros, aunque el día que se le acuse no hubiese trabajado", de cometer alguna ausencia en el trabajo, a pesar de trabajar casi a diario en el periodo estival y de obligar a no fichar a las compañeras y no permitir el descanso reglamentario entre jornadas".

El sindicato puntualiza que “precisamente esto último y muchas cosas más, han sido la hoja de ruta de este sindicalista de éxito y que ahora intenta ser represaliado por LIDL”.

Frente a las argumentaciones de la empresa, CCOO defiende que se trata de un trabajador con 22 años de antigüedad en la empresa, con una trayectoria "ejemplar y con éxito profesional, sin ningún tachón en su expediente, pero que ahora resulta muy incómodo para la empresa".

El sindicato denuncia la "represión" de la compañía, "rechaza" públicamente este despido como un "atropello" contra el afectado y contra las personas que lo eligieron como su representante, y anuncia que está trabajando "en distintas líneas" para procurar la solución.