sábado 16/10/21
SANTANDER

CCOO denuncia que el Ayuntamiento le “niega” información para solucionar las “situaciones de acoso” que sufren los controladores de la OLA

Los trabajadores “están obligados” a escribir su nombre y apellidos en las multas, lo que está generando una “campaña de acoso” en las redes sociales.

Los controladores de la OLA sufren acoso a través de las redes sociales
Los controladores de la OLA sufren acoso a través de las redes sociales

La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO de Cantabria ha denunciado que el Ayuntamiento de Santander "ha negado en repetidas ocasiones" a este sindicato su condición de interlocutor ante el Consistorio tras la campaña que ha iniciado la federación para solucionar las "situaciones de acoso" que sufren los controladores de la OLA.

En concreto, la FSC ha pedido reunirse con responsables de la Concejalía de Economía y Hacienda, y desde allí han remitido al sindicato a Secretaría y posteriormente al Servicio de Multas, tres departamentos que "no nos han facilitado ninguna información, simplemente nos han comunicado que desde este servicio solo habla con la empresa", según ha afirmado en un comunicado el responsable de Transportes de la federación, David Estévez.

CCOO entiende que, como sindicato, debe poder dirigirse a "alguien" para poder solucionar los problemas de los trabajadores de la OLA, sobre todo, "con la campaña de acoso" que están sufriendo los empleados en las redes sociales porque "están obligados" a escribir su nombre y apellidos en las multas que dejan en los parabrisas de los vehículos.

La FSC entiende que los usuarios deben conocer todos los datos en la denuncia que reciban en sus domicilios pero considera que Santander debería seguir el ejemplo de la mayoría de las ciudades españolas, así como ocurre con las denuncias de la Policía Local de Santander y agentes de movilidad, donde en las multas que se colocan en los coches solo aparece el número asignado a cada controlador y no sus datos personales.