martes 21/9/21
CORONAVIRUS

El cántabro de 14 años confinado en Malta por Covid y sin atención sanitaria regresa a España

Interior del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez
Interior del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez

La odisea ha terminado. Este viernes llegaba al Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez el menor de 14 años natural de Santander que desde el pasado 12 de julio ha estado confinado en una habitación de un hotel de Malta por un caso de Covid-19 sin la atención sanitaria adecuada ni las condiciones higiénicas necesarias y recomendadas para luchar contra la pandemia.

Como ya adelantó este medio ayer jueves, la publicación del caso de este joven, uno de los 60 menores de entre 12 y 16 años que permanecían allí en ese confinamiento, aceleró su regreso, que estaba inicialmente previsto para el lunes 26 de julio. La familia reconocía en declaraciones a eldiariocantabria.es que “la gente se ha solidarizado” con lo ocurrido, y aunque todo apuntaba a que el avión en el que viajaría el menor despegaría este viernes desde Malta con destino España, tenían todavía cierto temor a que ocurriera lo que ya había pasado y “le bajen del avión”. Finalmente, y aunque el vuelo estaba previsto en un principio a las 19:00 horas de este viernes, se llegó a adelantar y aterrizó en la capital española a media tarde.

La madre del menor ha querido agradecer a los medios de comunicación y a las autoridades de Cantabria el “gran trabajo” que han realizado y que ha permitido desbloquear la situación. Asimismo, ha agradecido a la academia Astex y a Verónica González “el cuidado de nuestros niños” durante estos días de confinamiento.

El joven aterrizaba el pasado 3 de julio en Malta junto a decenas de niños de diferentes países para una estancia de dos semanas, como avanzó este diario. Pero esos 14 días se vieron interrumpidos cuando una semana después de su llegada “se suspendieron las clases” por la amenaza del Covid-19. Desde ese momento la familia intentó que el menor regresara a España, pero cuando el 12 de julio estaba a punto de despegar, un policía le bajó del avión asegurando que el test de antígenos que se había realizado, y que le habían dicho que era negativo, en realidad era positivo.

Desde ese instante comenzó un calvario que le ha mantenido confinado en una habitación de hotel sin recibir en ningún momento la atención sanitaria adecuada. Durante los 11 días que ha permanecido allí tampoco se han limpiado por parte del servicio del hotel, y muchas de las habitaciones, ubicadas en una planta baja, daban a una pared, lo que impedía una correcta ventilación. La comida, entregada en bolsas de basura, se dejaba en sus puertas, y los residuos que se generaban se recogían solo de vez en cuando. La única atención con la que han contado algunos de estos menores ha sido la de los monitores que les acompañaban, que se encargaron de medirles la fiebre y controlar su estado.

La madre del menor cántabro de 14 años reconoció a este diario que “el palo más duro” fue el 19 de julio. Durante el fin de semana anterior se les había comunicado una posible repatriación del joven con la cumplimentación de unas cartas que permitirían al menor viajar el lunes o el martes. Pero tras las gestiones realizadas les comunicaron que “los vuelos son solo para casos negativos que hayan tenido contacto directo”, que no era el caso de este santanderino de 14 años.

El cántabro de 14 años confinado en Malta por Covid y sin atención sanitaria regresa a...
Comentarios