jueves. 01.12.2022

Cantabria ha vivido una Nochebuena tranquila y sin incidentes relevantes, al margen de algunas riñas o peleas y también de algún accidente sin heridos.

El incidente más importante informado por la Policía Nacional ha sido la detención esta madrugada de un joven en Santander que supuestamente agredió a otro con una botella. Los hechos ocurrieron sobre las 4:00 horas de esta madrugada en el Río de la Pila, donde los agentes fueron requeridos por un joven que, al parecer, había recibido un botellazo en la cabeza y solicitó asistencia sanitaria y fue trasladado al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, aunque "aparentemente sin heridas de mayor gravedad". El presunto autor del botellazo fue detenido por un supuesto delito de lesiones.

Al margen de este suceso, los agentes de la Policía Nacional tuvieron otras intervenciones en el día de ayer en Santander por llamadas de ciudadanos alertado de riñas o peleas, que se resolvieron con presencia policial, según ha informado en un comunicado este Cuerpo.

En el día de ayer la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local, estableció un dispositivo especial de seguridad en Santander y Torrelavega para garantizar la seguridad ciudadana ante las aglomeraciones que suelen producirse en zonas céntricas de ocio de ambas localidades.

SALIDA DE VÍA DE UN CONDUCTOR EBRIO EN SANTANDER

Desde la Policía Local de Santander no se ha informado tampoco de grandes incidentes durante el día de ayer. Lo más relevante fue la salida de vía protagonizada por un conductor ebrio en la avenida Cardenal Herrera Oria a primera hora de la noche, poco antes de las 22.00 horas. En el accidente no hubo heridos.

Los agentes realizaron la alcoholemia al conductor, que resultó positiva, superándola en más del triple.

Por su parte, la Guardia Civil tampoco ha reportado ninguna incidencia durante el día de ayer.

Y los Bomberos de Santander realizaron en la guardia del 24 de diciembre una decena de intervenciones, entre ellas la extinción de un fuego en un contenedor, otro en un vehículo, dos incendios de vegetación, uno de ellos en Piélagos. También realizaron dos asistencias técnicas, dos rescates en vivienda y acudieron a un accidente de tráfico.

En Castro Urdiales, los servicios de emergencia atendieron ayer a dos personas que sufrieron sendas caídas por ir bajo los efectos del alcohol.

Además, sobre las 20.00 horas, la DYA y el 061 atendieron a un motorista que había sufrido una caída en la A-8, a su paso por Castro Urdiales, y presentaba erosiones y heridas en ambas manos. Sin embargo, tras las curas que le efectuaron los sanitarios en el lugar, el motorista recibió el alta en el mismo lugar y no precisó traslado a ningún centro de salud u hospital.

Comentarios