miércoles 27/10/21
GASTRONOMÍA

Cantabria, tierra de arroces

Arroz-con-bogavante
Arroz con bogavante

Una buena paella, a orillas del Mar Cantábrico, es una de las postales idílicas del fin de verano en Cantabria. Pese a que al pensar en arroces, muchos se trasladan directamente a la costa mediterránea, Cantabria es también tierra de arroces, ya sea como paella, con bogavante o negro.

Suances es sin lugar a dudas uno de los puntos de referencia. El Faro y El Torco, como vigilantes de la entrada que da acceso al puerto de Suances, el enclave natural que conforman el Faro y las Murallas defensivas de El Torco, son visita obligada para todo turista y también paseo recomendado para los propios vecinos en cualquier época del año. Uno de los lugares más recomendados por los locales es La Bodega de Sidro. Un local de toda la vida en el que degustar pescado fresco y claro está su espectacular arroz con bogavante. Justo frente a él, está otro de los clásicos, La Dársena, con numerosas variedades de arroces.

Siguiendo avanzando por la zona occidental de Cantabria llegamos hasta San Vicente de la Barquera. Allí los arroces llevan el nombre propio del Restaurante Augusto. Lo mejor es reservar para probar su arroz con bogavante acompañado por unas exquisitas croquetas de centollo. San Vicente de la Barquera es la villa marinera por excelencia, como se manifiesta en todas sus tradiciones, costumbres y hasta en sus fiestas más populares como La Folía.

Cambio de tercio y acudiendo a la zona oriental, en Ajo se puede visitar el faro decorado por Okuda. Situado en el hermoso cabo de Ajo, se ha convertido en uno de los espacios más instagrameables de todo Cantabria. Allí se puede degustar una sabrosa paella del Restaurante Labu, uno de los clásicos de la zona.

Si se quiere disfrutar de playas paradisíacas, Noja es el destino. Ris y Trengandín son auténticos paraísos naturales. Allí, el Mijedo se encuentra en un lugar único, de vistas impresionantes, donde se ofrecen inolvidables arroces en un entorno rústico.

En la capital, son muchas las opciones a destacar. La cuna del arroz en Santander es el Barrio Pesquero. Allí, es fácil encontrar un gran ambiente en la entrada de Los Peñucas, un clásico. Muy cerca de allí, en la Plaza Progreso número 9, está el Peña Candil. Un lugar con solera y sabores de la mar. A las afueras, en la Maruca, los arroces de Las Olas prometen una jornada inolvidable.

Son muchas las opciones que convierten a Cantabria en tierra de arroces.

Comentarios