miércoles 25/5/22

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria subió en 1.602 personas en septiembre, lo que supone un 4,8% más que en agosto, el segundo mayor incremento tras Baleares (5,5%), y frente al repunte medio del 0,64% en el conjunto del país. Sin embargo, en términos interanuales, el paro se redujo en Cantabria en 2.717 personas, un 7,3%, más que el conjunto del país, donde retrocedió un 6%. De este modo, Cantabria ha registrado 34.432 desempleados en el noveno mes del año, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en septiembre en 20.441 desempleados respecto al mes anterior (0,6%), su menor alza en este mes desde el ejercicio 2014.

Con este repunte, habitual tras el fin de la temporada estival, el volumen total de parados alcanzó la cifra de 3.202.509 desempleados en España

En Cantabria, el paro subió en septiembre principalmente en el sector servicios, con 1.494 desempleados más, si bien también se incrementó en el colectivo sin empleo anterior (127 personas) y la agricultura (26). Por contra, se redujo en la construcción, con 26 parados menos, y la industria, con 19. De este modo, el sector servicios aglutina a 25.281 desempleados, seguido del colectivo sin empleo anterior (3.032), la construcción (con 2.841 parados), la industria (2.695) y la agricultura (583).

Ante estos datos, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha reconocido que en el mes de septiembre son "tradicionalmente malos" y el mes pasado no ha sido una excepción, si bien el número de desempleados ha sido el más bajo desde septiembre de 2015. "Ha sido el septiembre menos malo de los últimos cuatro años", ha afirmado. Además, ha calificado de "preocupante" el incremento del desempleo en el colectivo sin empleo anterior (con 127 nuevos parados y un total de 3.032) y la tasa de cobertura, del 53,8% en agosto, que se ha vuelto a reducir en la comunidad un 0,6%, de modo que más de la mitad de los desempleados en Cantabria no recibe prestación.

En rueda de prensa, el consejero ha explicado el incremento del paro en la región en un 4,8% en septiembre se debe a la finalización de los contratos de verano sobre todo en los sectores de hostelería y comercio, y a la finalización del curso, con lo que hay más gente dispuesta a acceder al mercado laboral. Y, en este sentido, ha atribuido el descenso en la afiliación a la Seguridad Social (4.517 afiliados menos que en agosto) al que se ha producido en hostelería y comercio, que han aglutinado 3.500 bajas. Con todo, Sota ha rechazado las reacciones "catastróficas".

Revilla ha reconocido que los datos del paro son "malos" y opina que "lo que hay que valorar es el conjunto del año"

Posteriormente, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha reconocido que los datos del paro son "malos", "espera" que los siguientes meses sean "mejores" y opina que "lo que hay que valorar es el conjunto del año" y que, en el último año, la resducción del desempleo en la región está "por encima de la media nacional". A preguntas de los medios de comunicación, Revilla ha señalado que eran unos datos "previsibles" ya que septiembre suele ser el "peor mes para Cantabria" en cuanto a los datos del paro debido a que la comunidad es "muy dependiente" del sector servicios, al que -ha dicho- pertenecen "casi todos" los nuevos parados.

OPOSICIÓN

El primer partido de la oposición en valorar los datos ha sido el PP, para quien "dejan claro" que el Gobierno PRC-PSOE "es desastroso" para el mercado laboral de Cantabria y que "es urgente un cambio de rumbo total" en las políticas económicas y de fomento del empleo. En un comunicado, la secretaria autonómica del PP, María José González Revuelta, ha afirmado que los datos de paro y afiliaciones a la Seguridad Social son el resultado de una legislatura "demagógica", en la que Cantabria crea anualmente empleo con un ritmo "mucho menor" que el de España, "una constante desde 2015", como, según dice, reflejan los datos de afiliación a la Seguridad Social.

En opinión de Podemos, los datos del paro han vuelto a poner en evidencia la falta de un proyecto económico e industrial para la Comunidad, en opinión de Podemos. Según esta formación, el empleo creado en los meses estivales es estacional y precarizado, ligado al turismo, y la grave dependencia de la comunidad de este sector, hace "prioritario" que los Presupuestos General de Cantabria de 2019 se orienten a la creación de un modelo industrial que asiente las bases de un empleo de calidad.

"Septiembre nos devuelve lamentablemente a la realidad y nos ofrece un panorama más que preocupante", ha afirmado Podemos

"Septiembre nos devuelve lamentablemente a la realidad y nos ofrece un panorama más que preocupante, fruto de la carencia de un proyecto de desarrollo económico de los distintos gobiernos del PRC-PSOE. La ausencia continuada de una hoja de ruta y estrategia para Cantabria hacen que nuestra Comunidad siga en una situación de decaimiento y estancamiento económico de la que no levanta cabeza", ha señalado la formación en un comunicado.

Por su parte, Izquierda Unida ha lamentado los "malos datos" de empleo de septiembre y ha criticado la "incapacidad" del Gobierno regional para "corregir los elevados índices de estacionalidad y precariedad" del mercado laboral. Para la coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, es "imprescindible no dilatar más la situación dramática de desempleo en Cantabria". "¿Cuántos récords más hay que batir para que se adopte una medida, un plan y, sobretodo, que sea distinto a lo que se está haciendo hasta ahora?", se pregunta en un comunicado.

El portavoz de Ciudadanos (Cs) Cantabria, Félix Álvarez, ha advertido al Gobierno regional que "si no es capaz de frenar el alarmante aumento del paro" entre los jóvenes de menos de 25 años, que se sitúa, ha dicho, en el 34,4%, la comunidad "va a sufrir en el corto plazo graves problemas estructurales derivados de una población envejecida".

SINDICATOS

Ante los datos, Comisiones Obreras ha denunciado que Cantabria se consolida "en el vagón de cola de España" con un mercado laboral "agonizante", por lo que ha pedido al Gobierno que "rompa con la parálisis política" en materia laboral. La secretaria de Empleo de Comisiones Obreras de Cantabria, Laura Lombilla, ha sostenido que "ya no hay excusas" y "no se puede soportar la ausencia de políticas efectivas de creación de empleo de calidad".

"El abismo entre Cantabria y el resto del país es inmenso en septiembre", ha sentenciado Lombilla, apuntando que mientras la media nacional ha registrado un crecimiento leve del 0,64%, en la región la variación de las cifras del paro entre septiembre y agosto es de 4,8%, lo que se traduce en 1.602 nuevas personas inscritas en las oficinas de empleo y un total de 34.432 parados.

"El abismo entre Cantabria y el resto del país es inmenso en septiembre", ha sentenciado Lombilla

"El Gobierno regional debe romper con la parálisis política en materia laboral y negociar un plan urgente que aborde las crisis estructurales de nuestro mercado: temporalidad, estacionalidad, precariedad, extrema dependencia del sector servicios...", ha reclamado la responsable sindical. De hecho, ha señalado, la inmensa mayoría de los nuevos parados (el 93,25% o 1.494 personas) provienen del sector servicios, lo que denota la estacionalidad que condiciona el mercado.

Por su parte, el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha afirmado que el incremento del desempleo es "más de lo mismo", y confirma que la comunidad autónoma "es cada vez más dependiente de un empleo muy precario y temporal y muy dependiente del turismo y de épocas muy determinadas del año", lo que, en su opinión, "obliga a afrontar de una vez por todas" un cambio de modelo productivo que cambie esta tendencia. Para el responsable regional de Empleo de UGT "no es admisible" que el mes pasado casi un 92% de los contratos fueran temporales, cuatro puntos más que en España, o que en el trimestre veraniego se registraran casi un 94% de contratos eventuales, un 36% de ellos de menos de siete días (27.285 de un total de 76.893), "signo evidente de un mercado laboral inmensamente precario con empleos muy efímeros", ha insistido.

En similares términos se ha expresado el sindicato USO, que ha pedido al Gobierno regional una "reflexión profunda" y ha augurado un final de año "complicado" en términos de empleo en Cantabria y un futuro a corto plazo "con muchas incertidumbres". Para USO, "los vientos cálidos de cola que empujaban suavemente la economía en años pasados parecen retirarse y Cantabria no se va a encontrar nada cómoda cuando tenga que tirar de sus propios recursos, ya que su tejido productivo, en concreto, el industrial, mantiene serias dificultades que no han sido solventadas en los momentos más oportunos". En un comunicado, el sindicato destaca que la dependencia del turismo de la economía cántabra "es cada vez más intensa" y ello debe de llevar a "una reflexión profunda" a una "alicaída Administración regional".

OTROS DATOS

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el noveno mes del año eran mujeres, 19.406, frente a 15.026 hombres; y 2.478 son menores de 25 años, frente a 31.954 mayores de dicha edad. Entre los mayores de 25 años, son más numerosas las mujeres (18.197 frente a 13.757 hombres), mientras que entre los menores de 25, hay más hombres (1.269 frente a 1.209 mujeres).

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en septiembre en Cantabria 3.260 son extranjeros, 289 más que en agosto, lo que supone un incremento del 9,7%, el más importante tras Baleares (11,5%). En España el paro registrado de extranjeros creció un 2%. En comparación con igual mes de 2017, el desempleo entre este colectivo se recortó en 153 personas, un 4,4%, por encima del conjunto del país donde el descenso fue del 3,9%. La mayor parte de los extranjeros que buscan trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.240 frente a 1.020 que proceden de la Unión Europea. Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.133), seguido de la construcción (302), la agricultura (120) y la industria (119). Además, 586 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

En septiembre se rubricaron en la región 20.858 contratos, 379 menos que en agosto, lo que se traduce en un retroceso del 1,7%, cuando la media nacional subió un 21,8%. Además, se firmaron 832 contratos menos que en septiembre del año pasado (3,8%) cuando en España se redujeron un 2%. De los contratos firmados en septiembre, 1.678 fueron indefinidos, 329 más que en agosto (24,3%) y 130 más que en septiembre de 2017 (8,4%), en ambos casos por debajo del conjunto nacional, que experimentó incrementos del 51,1% y del 20,8%, respectivamente.

Mientras tanto, la contratación temporal cayó en Cantabria un 3,5% (cuando subió un 17,8% de media), con 708 contratos menos que en agosto, hasta situarse en un total de 19.180. Además, se firmaron 962 contratos menos que en septiembre del año pasado (4,7%), en línea con España (4,5%).