martes 7/12/21

Cantabria registró este verano, entre los meses de junio y agosto, 72.671 contratos de trabajo, un 34,24 % ó 18.536 más que los acumulados en el mismo período de 2020, cuando el efecto de la pandemia del Covid provocó una "brusca reducción" de casi 21.000 contratos con el trimestre veraniego del año anterior y una cifra inferior a los 60.000 por primera vez desde 2014.

Según un informe elaborado por la Secretaría de Empleo de UGT, el incremento de la contratación acumulada este verano en Cantabria no impide todavía un saldo negativo de algo más de un 3 % y de 2.000 contratos (-2.341) en comparación al de 2019 previo a la pandemia, aunque es la autonomía española con menor disminución desde entonces, destaca el sindicato en nota de prensa.

En España se han contabilizado entre los meses de junio y agosto un total de 5.041.548 contratos de trabajo, un 32 % más que el año pasado (+1.228.885) pero 664.874 menos (-11,25%) que en el verano de 2019; balance negativo que se extiende a todas las comunidades autónomas con ocho de ellas con una pérdida en comparación a hace dos años de más de un 10 % y en el caso de Canarias por encima del 30 %.

El informe de UGT subraya que el incremento de la contratación del trimestre veraniego de este año en comparación al de 2020 se ha distribuido en Cantabria de manera similar en hombres (+9.203 ó 33,48%) y en mujeres (+9.333 ó 35%) y tanto en los contratos indefinidos (+900 ó 27%) como en los temporales (+17.636 ó 34,7%).

Este verano se han registrado incluso medio millar de contratos indefinidos más (+567) que en 2019 antes de la pandemia

Según explica el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, este verano se han registrado incluso medio millar de contratos indefinidos más (+567) que en 2019 antes de la pandemia, "lo que viene a reflejar" el efecto de las medidas adoptadas en el diálogo social en este sentido; aunque, una vez más, esto no ha evitado que más de un 94 por ciento de los contratos de trabajo suscritos entre junio y agosto fueran temporales (68.438) y más de la mitad de ellos de menos de un mes de duración (34.390 contratos), señala.

"Pese a la mejoría de la indefinida, Cantabria es la cuarta autonomía española con más contratación temporal en el trimestre veraniego; únicamente superada por Extremadura (96,3%), Andalucía (95%) y Navarra (94,9%) y con casi cuatro puntos más que la media nacional (90,9%)", afirma el responsable regional de Empleo de UGT.

Según Ibáñez, si Cantabria se aproxima más que otras comunidades españolas a los niveles de contratación veraniega previos a la pandemia "es por el repunte de la temporal y especialmente en la industria, sector que sumó este año 2.933 contratos más que en el verano de 2019 (de 10.514 a 13.447), un 98% de ellos temporales (+2.878)".

DE 21.000 A 5.000 CONTRATOS MENOS EN LOS SERVICIOS

El informe de UGT precisa que el sector servicios es el único de Cantabria que registró este verano menos contratos de trabajo que en el de 2019 previo a la irrupción de la pandemia de la Covid-19, aunque reduce una cuarta parte los casi 21.000 que perdió en 2020 (-20.598) a algo más de 5.000 (-5.330).

"No cabe duda que los servicios ha sido el sector más castigado por la actual crisis y, aunque su contratación ha crecido este verano casi un 38% en comparación al año pasado (+15.268) y acapara más de un 80% del incremento general en Cantabria, sigue por debajo de los niveles de 2019", explica el secretario de Empleo de UGT.

Ibáñez recalca que el sector primario y la construcción mantienen niveles de contratación similares antes y después de la pandemia, la industria crece fundamentalmente gracias a los temporales pero los servicios "tienen todavía camino por delante hasta equipararse a los niveles precovid".

Al respecto, la hostelería, el sector con más volumen de contratación en la región, incrementó casi un 45 % (+6.606) su número de contratos de trabajo este verano en comparación a 2020, aunque registra aún 2.838 menos que en 2019 (de 24.133 a 21.295).

Lo propio sucede con casi todos los sectores de actividad de los servicios, que aumentan su contratación este año, pero sin alcanzar todavía la acumulada en el trimestre veraniego de 2019 anterior a la pandemia, según el sindicato.

APUESTA POR UN CAMBIO DE MODELO PRODUCTIVO

Para Ibáñez, estos datos vienen a constatar que la dependencia de los servicios y de las actividades estacionales en nuestra región "no hace sino agudizar la tendencia de la precariedad en la contratación y que, si el empleo no es de calidad, cada vez habrá menos empleo".

"Cantabria debe aprovechar la coyuntura económica para dedicar recursos al cambio de su modelo productivo, que debe basarse en los sectores definidos por la Comunidad Europea y acordarse a través del Diálogo Social", añade el responsable de UGT, que entiende que "un cambio de modelo productivo es algo más que el hecho de otorgar mayor peso a determinados sectores económicos; la calidad del empleo también forma parte del modelo productivo", agrega.

En este sentido, considera que "son necesarios cambios legislativos de calado dirigidos a elevar dicha calidad del empleo". Para ello, a nivel nacional, ve "imprescindible" una legislación que, tras la derogación de las reformas laborales, contribuya a mejorar las condiciones de contratación; y a nivel autonómico, la aprobación, entre otras medidas, de un Plan de Empleo, acordado en el seno del Diálogo Social, y que a su juicio "debe ser el instrumento que contribuya a revertir la situación actual.

Comentarios