miércoles 1/12/21
EDUCACIÓN

Cantabria recurrirá las ‘reválidas’ de ESO y Bachillerato y reclama una convocatoria “urgente” de la Conferencia Sectorial

La región lidera la oposición de varias comunidades al decreto publicado por el Ministerio de Educación. Tan solo Cataluña se ha sumado por ahora al recurso de la medida.

Dos colegios de Cantabria han logrado primeros puestos en las Olimpiadas de Matemáticas
Cantabria va a recurrir la decisión de realizar 'reválidas' en ESO y Bachillerato, como ya hizo con Primaria

La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria ha mostrado su "enérgico" rechazo al decreto aprobado en el último Consejo de Ministros que regula las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato, las conocidas como 'reválidas', y ha anunciado que presentará un recurso como ya hizo con la prueba de Primaria.

El Ejecutivo cántabro ha considerado una "irresponsabilidad" la publicación del decreto por parte del Ministerio de Educación que dirige en funciones Íñigo Méndez de Vigo y ha reclamado la convocatoria "urgente" de una Conferencia Sectorial.

En un comunicado, el departamento de Ramón Ruiz ha opinado que la publicación de un Real Decreto "tan importante" no debería hacerla un Gobierno en funciones. "Aunque tenga atribuciones para hacerlo, no es de recibo que una norma de tal calado se haga sin el respaldo, el aval y el consenso del Parlamento, y sin apenas haber consultado a las Comunidades Autónomas", ha criticado.

Además, ha denunciado que el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy esté "prometiendo negociar aspectos de la LOMCE para la investidura como presidente y, al mismo tiempo, se atreve a publicar un decreto con medidas dañinas para el alumnado y sus familias".

A juicio de la Consejería de Educación de Cantabria, las evaluaciones finales que propone el Ministerio "dejan al alumnado sin titulación de ESO si no las supera"

A juicio de la Consejería de Educación de Cantabria, las evaluaciones finales que propone el Ministerio "dejan al alumnado sin titulación de ESO si no las supera, aunque tenga todas las asignaturas aprobadas, y en Bachillerato igual". "¿Cuál es el futuro de estos alumnos?", se ha preguntado.

Para la administración cántabra, la norma publicada supone "una clara merma en la confianza de la Administración central hacia el profesorado", ya que "se rompe con el proceso de evaluación continua que todo profesor hace a diario del progreso educativo de sus alumnos".

"Es más, la norma supone la retirada al profesorado de la atribución de otorgar los títulos de ESO y Bachillerato, ya que para obtenerlos, el alumno deberá superar las citadas reválidas", ha advertido.

Además, ha recordado que "este tipo de reválidas quedaron desechadas en la Ley General de Educación de 1970 (ley Villar Palasí), por lo cual el Ministerio da un paso atrás en Educación de casi cincuenta años y pretende volver a la España en blanco y negro del NODO".

Por ello, la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria ha enviado el lunes al Ministro una carta manifestando su "disconformidad" con las reválidas de ESO y Bachillerato por los motivos mencionados y reclamando la convocatoria urgente de una Conferencia Sectorial.

Mientras, la Consejería informará a la comunidad educativa de Cantabria de las consecuencias puesto que "una vez más el Ministerio ha hecho oídos sordos al sentir ciudadano y a la opinión de la comunidad educativa, que rechaza este tipo de pruebas".

Rechazo

La postura del Gobierno de Cantabria coincide con el de Asturias, Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias y Castilla-La Mancha, que han manifestado su rechazo a esta iniciativa. Además, Cataluña ya han anunciado que va a recurrir el decreto y, de momento, Castilla-La Mancha, Canarias y Aragón estudian esta posibilidad.

Esas autonomías junto con País Vasco, Extremadura, Navarra y Comunidad Valenciana, es decir, todas, excepto las gobernadas por el PP (Madrid, Castilla y León, Galicia y La Rioja) manifestaron el pasado 13 de mayo al ministro, en la última sectorial, su oposición a este sistema de evaluación cuya superación está ligada a la obtención del título en ambas etapas y modifica el sistema de acceso a la Universidad.

El primero en pedir la reunión urgente de la Conferencia Sectorial de Educación ha sido el consejero balear Martí March este lunes 1 de agosto. En una misiva enviada al ministro le recuerda la "preocupación" mostrada por la mayoría de los responsables autonómicos del ramo en relación con estas evaluaciones en el último encuentro de mediados de mayo y la petición de apertura de una mesa de diálogo.

"Lejos de mejorar la calidad del sistema, lo que harán estas evaluaciones es incrementar el número de alumnos sin titulación puesto que no ofrecen alternativas a los alumnos que no las aprueban", advierte el responsable de Educación balear en esta carta.

En la misma línea, el consejero asturiano Genaro Alonso exigió también este lunes la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial para debatir con el ministro el nuevo decreto. "Ni las queremos, ni benefician a nadie, ni nos hacen falta", subrayó, para añadir que no esperaba que un Gobierno en funciones fuera a dar ese paso, toda vez que las reválidas son, a su juicio, "el elemento más contestado y más perverso de la LOMCE". "Yo sigo confiando ingenuamente en que no las lleguemos a aplicar", añadió.

Mientras que desde la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno Canario han indicado a Europa Press que mantienen el rechazo a las 'reválidas' de la LOMCE y señalan que su consejera, Soledad Monzón, va a pedir también de manera formal una reunión entre los responsables autonómicos y el ministro. Además, las mismas fuentes han avanzado que los servicios jurídicos de esta administración estudian la interposición de un recurso como en su día hizo con la evaluación de 6º d Primaria.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, ha informado de que ha solicitado a Méndez de Vigo la convocatoria urgente de la Sectorial de Educación y de que está valorando la posibilidad de presentar un recurso ante la publicación de la norma. En concreto, ha subrayado que estas pruebas "condicionan el futuro quienes no aprueben estos exámenes", a pesar de haber aprobado los cuatro cursos de ESO y los dos de Bachillerato.

Por su parte, la responsable de Educación de Aragón, Mayte Pérez, ha anunciado este martes que los servicios jurídicos están estudiando la posibilidad de interponer una demanda ante el Tribunal Supremo contra el decreto por el que se regulan las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato, como hizo en su día con el de la 'reválida' de Primaria. "Es una irresponsabilidad que un Gobierno en funciones apruebe una norma que tiene una trascendencia vital para la evolución de muchos alumnos", ha dicho Pérez, que ha firmado también una carta pidiendo al ministro la convocatoria urgente de la Conferencia.

Asimismo, el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha dicho este martes que la "mejor forma de frenar" las reválidas de ESO y el Bachillerato de la LOMCE es con la convocatoria urgente de una reunión sectorial de Educación para que el titular de Educación "dé marcha atrás, rectifique y evite que los niños vean vetado su acceso a la universidad pública".

Reacciones en Twitter

Tras aprobar el Consejo de Ministros el decreto que regula estas 'reválidas' las reacciones no han tardado en llegar. Por parte del PSOE, el portavoz parlamentario de Educación de esta formación en el Congreso, Rafael Simancas, ha denunciado en Twitter que Rajoy pide la abstención de los socialistas en su investidura "mientras aprueba las 'reválidas segregadoras". "#VaASErQueNO", indicaba con este 'hashtag' su rechazo a esta decisión del Gobierno en funciones.

En la misma línea, el secretario de Educación e Investigación de la Conselleria de Educación de Generalitat Valenciana, Miguel Soler, ironizaba también en la misma red social que el "PP demuestra que quiere negociar la LOMCE" a la vez que publica el decreto de reválidas a finales de julio. "Eso es buscar consenso. Mienten más que hablan", subraya.

Asimismo, alerta en otro tuit de que "un alumno puede obtener el título de Medicina se le aprueban sus profesores de la Facultad sin prueba externa, pero pude el de ESO y Bachiller sin reválida". Precisamente, el Gobierno valenciano denunció la semana pasada que el Gobierno aún no había aprobado el decreto que regula estas pruebas a un mes del inicio del curso 2016-2017, que es cuando entran en vigor, y a partir del cual las autonomías tienen que hacer sus propios desarrollos normativos.

Comentarios