martes 7/12/21
LABORAL

Cantabria no tiene en la agenda la vuelta a las 35 horas semanales de los trabajadores públicos en 2017

Son varias las autonomías que han peleado por volver a las 35 horas semanales, según recoge el digital ‘Redacción Médica’.

Castilla-La Mancha, País Vasco y Andalucía, las más combativas.

Sede central del Gobierno de Cantabria, en la santanderina calle de Peña Herbosa
Sede central del Gobierno de Cantabria, en la santanderina calle de Peña Herbosa

Los Presupuestos de España para 2012 trajeron el aumento de la jornada laboral de 37,5 horas a los trabajadores públicos como medida de ahorro. Sin embargo, las circunstancias han cambiado y son varias las comunidades que han peleado por volver a las 35 horas semanales, según recoge el digital ‘Redacción Médica’. Pero Cantabria no se encuentra entre ellas.

Castilla-La Mancha fue pionera, pero la fuerte oposición del Gobierno central hizo que la medida sólo durara cuatro meses. El 6 de mayo, el Tribunal Constitucional admitía a trámite el recurso del Ejecutivo contra la vuelta a las 35 horas por invasión de competencias e imponía la suspensión cautelar de la nueva jornada, que se hizo definitiva el pasado 30 de septiembre, cuando el alto tribunal dio definitivamente la razón al Gobierno central. Del mismo modo, el País Vasco vio el pasado 27 de diciembre cómo su Tribunal Superior de Justicia tumbaba la jornada de 35 horas, que llevaba activa desde febrero. Por ello, el Gobierno Vasco ha recurrido al Supremo declarando que no anulará la jornada hasta que éste se pronuncie. En Andalucía, los funcionarios sanitarios la recuperarán a partir de enero, tras el acuerdo al que se llegó en la Mesa Sectorial. De hecho, la Junta de Andalucía mantendrá un encuentro con Mariano Rajoy acerca de este tema y se espera que el modelo andaluz sirva de ejemplo para el resto del Estado. 

Entre las que han dado pasos mucho más tímidos hacia la recuperación de la jornada previa a los ajustes de la anterior legislatura está Asturias, donde la Junta General del Principado aprobó en marzo una proposición no de ley para ello. La propuesta fue presentada por Podemos y salió adelante con los votos a favor del PP, entre otros. El PSOE, paradójicamente, votó en contra. El Gobierno autonómico ha mostrado recientemente su disposición a tratar con los sindicatos la vuelta a las 35 horas, pero recordando los problemas de Castilla-La Mancha y la prioridad de la “normativa básica estatal”. El mismo argumento se postula en la Comunidad de Madrid, donde la Asamblea aprobó una propuesta presentada por Podemos, con los votos del PSOE y Ciudadanos, pero el Gobierno autonómico recordó que la duración de la jornada es competencia estatal. El Ayuntamiento de Madrid, en cambio, sí ha aprobado la vuelta a las 35 horas de sus trabajadores, entre ellos los del Samur, ante la cual el Gobierno central ha recurrido. Comunidad Valenciana, que mantiene un Ejecutivo liderado por el PSOE con un acuerdo con Compromís, no ha pasado del nivel de una intención no formalizada, verbalizada únicamente a puerta cerrada en los encuentros con las organizaciones sindicales, según ha publicado ‘Redacción Médica’. En Extremadura, donde también hay una resolución de la Asamblea autonómica en este sentido, el Gobierno socialista asume que su compromiso electoral de devolver la jornada de 35 horas semanales es un “compromiso de legislatura”.

En Castilla y León han sido las Cortes las que han instado al Gobierno autonómico a que recupere las 35 horas. Sin embargo, la Junta de Castilla y León ha recordado que ese cambio supondría para las arcas un aumento del gasto de 20 millones de euros, inasumible por el momento. En las Islas Baleares existe una reivindicación por parte de los sindicatos, pero no ha habido debate parlamentario ni manifestación por parte del Gobierno autonómico. Del mismo modo, en La Rioja el silencio gubernamental ha sido patente, si bien el sindicato STAR ha comenzado este mes de diciembre una recogida de firmas para que su voz se escuche en instancias Ejecutivas. En Murcia hay presión sindical, contrarrestada con los argumentos de falta de presupuesto.

Entre las comunidades en las que el debate sobre regresar a una jornada semanal de 35 horas ni siquiera se ha planteado por parte de prácticamente ningún actor están la propia Cantabria, Aragón, Cataluña y Canarias.

Casos aparte son los de Galicia, donde los trabajadores del sector sanitario nunca han tenido jornadas de 35 horas sino de 37, y Navarra, donde la aplicación del aumento de jornada apenas duró seis meses, del 1 de julio al 31 de diciembre de 2012.

Comentarios