domingo 5/12/21

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria bajó en 1.663 personas en julio, lo que supone un 4,9% menos que en junio, el mayor descenso de todas las comunidades y casi de cinco puntos por encima del retroceso del conjunto del país (0,14%). Además, hubo 924 parados menos en Cantabria, un 2,8% menos, en relación con julio de 2018, en este caso, por debajo del descenso medio nacional (3,9%). De este modo, Cantabria cuenta con 31.665 desempleados en el séptimo mes del año, ha informado este viernes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 4.253 desempleados en julio, su menor descenso en este mes desde 2002, cuando disminuyó en 1.111 personas. Tras el descenso de julio, el quinto consecutivo, el volumen total de parados se situó en 3.011.433 desempleados, la cifra más baja desde noviembre de 2008.

En Cantabria, en julio, el paro bajó en todos los sectores, liderados por servicios, donde cayó en 1.371 personas. Así, también se redujo en la industria (-124), el colectivo sin empleo anterior (-115), la agricultura (-50) y la construcción (-3). Con todo, el sector servicios sigue aglutinando a casi siete de cada diez demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 23.252 desempleados, si bien en esta ocasión el paro en la construcción (2.596) supera aunque ligeramente al de la industria (2.539), seguidos de la agricultura (507). Además, hay 2.770 demandantes de trabajo en el colectivo sin empleo anterior.

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el séptimo mes del año eran mujeres, 17.920, frente a 13.745 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (29.698, respecto a 1.967 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (17.024 frente a 12.674 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.071 respecto a 896 mujeres).

La secretaria de Organización del PSOE de Cantabria, Noelia Cobo, ha incidido en los "buenos datos globales del paro" en Cantabria y ha recordado que el PSOE seguirá trabajando para combatir el desempleo, la estacionalidad, la pérdida de derechos y el empleo temporal y precario. En un comunicado, Cobo ha destacado además el hecho de que Cantabria sea la comunidad autónoma donde más baja el paro en julio, con casi un 5%, lo que en su opinión "demuestra el buen hacer de los socialistas de Cantabria en el Gobierno ya desde la anterior legislatura".

OPOSICIÓN

A pesar del descenso en el desempleo, el Partido Popular ha advertido que Cantabria mantiene una recuperación económica por debajo de la media nacional y sigue creando menos empleo que España. El diputado regional del PP, Lorenzo Vidal de la Peña, ha señalado que pese al buen dato del paro del mes de julio respecto al mes anterior, la lectura del dato interanual demuestra que respecto a hace un año el paro ha bajado menos en Cantabria que en el conjunto de las comunidades autónomas.

Por su parte, el portavoz autonómico de Ciudadanos, Félix Álvarez, ha señalado que los datos suponen un "alivio" para el mercado laboral, al descender en 1.663 personas el número de desempleados, pero se trata de un descenso "ficticio" y está marcado por una "altísima temporalidad" que supera el 95% de los contratos registrados en Cantabria.

IU también ha mostrado su preocupación por la “precariedad” laboral en Cantabria y por unos datos que. Asegura, ratifican una “realidad que se sucede todos los meses en la comunidad”. En un comunicado, la coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, ha explicado que, además, el hecho de que el sector servicios acoja a más del 82% del total de los contratos celebrados “incide en el mal estructural del mercado: además de contratos temporales, precarios”.

SINDICATOS Y PATRONAL

Tras conocerse estos datos, el secretario de Acción Sindical de UGT en Cantabria, Valentín Fernández, ha valorado que el descenso del paro "es siempre una buena noticia que se repite en estas fechas todos los años", aunque "como siempre", es estacional, "de corto recorrido" y responde a más de un 95% de contratos temporales, como sucedió en junio. En este sentido, ha señalado que el empleo del verano, generado por el sector turístico y los servicios, que acaparan más de un 80% de la reducción del paro el mes pasado, es "muy temporal y precario", con lo que es "más que previsible que volvamos a la cruda realidad del mercado laboral durante el resto del año".

En similares términos se ha expresado Comisiones Obreras. El sindicato ha reconocido que los datos serían "aplaudibles" si no "escondieran detrás un empleo parcial, temporal, precario y con fecha de caducidad cuando pase la temporada estival". A su juicio, es una buena noticia que 1.663 personas hayan salido de las listas del paro el pasado mes de julio cuando hay 31.665 actualmente en desempleo y casi 15.000 de ellas, un 47% del total, no percibe ningún tipo de prestación. Además, de las 16.722 que sí reciben algún ingreso, sólo 8.061 responden a prestaciones contributivas.

La Unión Sindical Obrera (USO) ha afirmado que los datos indican "con claridad" que la economía cántabra se desacelera, con un sector turístico que "parece estar al límite" pues solo ha podido recortar un 1,3% de desempleados del sector durante el último año. "El mes de julio más flojo en empleo de los últimos años" deja unas cifras en la industria que, para USO, evidencian que "parece haber tocado techo en su empleabilidad", con 96 parados recuperados en un año. Solo la construcción aporta cifras aceptables para el sindicato.

Por su parte, CEOE-CEPYME Cantabria ha advertido que solo 292 de las 1.663 personas que abandonaron el paro en julio en Cantabria lo hicieron para trabajar en un sector distinto al de servicios. Además, ha indicado que, en comparación con 2018, el desempleo en el sector servicios ha bajado un 1,34%, cifra inferior a la registrada en años anteriores.

CONTRATOS

La bajada del paro en julio en Cantabria se acompañó de un incremento de la contratación, ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 28.997 contratos, lo que supone 3.601 más que en junio y se traduce en un repunte del 14,2%, el quinto mayor por comunidades y por encima del medio del 8,5%. En términos interanuales, la contratación creció en Cantabria por debajo de la media, un 3% frente a un 4,4% en todo el país, el quinto aumento más moderado, que se traduce en 864 contratos más que en julio de 2018.

De los 28.997 contratos rubricados en el séptimo mes del año, el 4,6% fueron indefinidos (1.352) mientras que el resto, 27.645 (95,3%), tenían carácter temporal. La contratación indefinida aumentó un 7% en Cantabria en términos mensuales (un 6,6% en España), con 89 contratos más rubricados en julio que en junio, mientras se desplomó un -21,4% en comparación con julio de 2018, la mayor caída por comunidades (-2,3% de media), con 369 contratos menos que entonces. Por su parte, los contratos temporales repuntaron un 14,5% mensualmente (un 8,6% España), con 3.512 más que en junio. En el interanual, subieron un 4,7% (5,1% en España), con 1.233 más que en julio de 2018.

ENTRANJEROS

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en julio en Cantabria 2.900 eran extranjeros, lo que supone 238 menos que en junio, un descenso del -7,6%, el mayor de todas las regiones, donde el desempleo retrocedió de media un -1,2%. En comparación con igual mes de 2018, el desempleo entre este colectivo se recortó en 48 personas, un -1,6%, en este caso menos que el conjunto del país (-2,4%).

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 1.972, frente a 928 que proceden de estados europeos. Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (1.813 demandantes), seguido de la construcción (273), la industria (110) y la agricultura (105). Además, 599 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

Comentarios