domingo 26/9/21
PODER JUDICIAL

Cantabria es la única comunidad en la que aumentaron los desahucios en 2017

Miembros de la plataforma Stop Desahucios
Activistas antidesahucios, durante un desahucio en Cantabria

Cantabria es la única comunidad autónoma en la que los procedimientos de ejecución hipotecaria (desahucios) crecieron durante el pasado año 2017, aunque el incremento se cifra en apenas seis asuntos: de los 285 de 2016 a los 291 en 2017. En el resto de comunidades autónomas este dato sufrió un retroceso importante, hasta el punto de que la media española se situó en una bajada del 37,8%. Así se desprende del Informe sobre los efectos de la crisis en los órganos judiciales que trimestralmente elabora el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y que se ha difundido este lunes con datos del cuarto trimestre de 2017 y con los de todo el ejercicio. Por otro lado, los lanzamientos practicados por los órganos judiciales de Cantabria fueron menos que los de un año antes (-2,2%), así como los procedimientos monitorios –aquellos en los que se reclaman deudas dinerarias líquidas, determinadas, vencidas y exigibles, como por ejemplo los gastos comunes de comunidades de propietarios– (-8,8%).

Así, los lanzamientos hipotecarios practicados disminuyeron un 2,2%, al pasar de 721 en 2016 a 705 en 2017. A nivel estatal también fueron menos los lanzamientos, registrando una disminución media del 3,6%. De esos 705 lanzamientos, 165 respondieron a ejecuciones hipotecarias, 505 a impagos de un alquiler y 35 a otros motivos. Así, mientras que los que se debieron al impago de una hipoteca disminuyeron un 23,6%, los que responden a un impago del arrendamiento aumentaron un 15,3%. La tendencia es similar a nivel estatal: bajan los de ejecución hipotecaria –un 15,4%– y suben los de alquiler –un 4,3%–.

En el informe se constata que también aumentaron los procedimientos presentados por despido (un 2,2%) y los de reclamación de cantidad en el seno de una relación laboral (un 2,7%), aunque estos incrementos se sitúan por debajo de la media estatal, que en este caso registra aumentos del 6% y 9,3%, respectivamente.

El informe analiza distintos indicadores sobre el efecto de la crisis en los órganos judiciales. De ellos, estudia el movimiento de asuntos concursales, tanto los presentados en el Juzgado de lo Mercantil de Santander, que responden a empresas, como los que se registran en los juzgados de primera instancia de la comunidad autónoma, que se refieren a particulares. Durante 2017 se presentaron 67 concursos –53 de empresas y 14 de particulares–, los mismos que un año antes. Por otro lado, los concursos declarados en el periodo por el Juzgado de lo Mercantil ascienden a 47, nueve más que un año antes, lo que representa un 23,7% más que los declarados en 2016. La media estatal, sin embargo, experimenta un descenso del 5,2%. De ellos, nueve fueron declarados concluidos (un más que en 2016); 18 entraron en fase de convenio (dos más), y 55 en fase de liquidación. Es aquí donde se observa un incremento importante del 66,7%, ya que un año antes las empresas concursadas que entraron en esta situación fueron 33. Este dato contrasta con la media española, que registra una disminución del 12,8% en el número de empresas concursadas que entraron en liquidación durante el pasado año. Además, se presentaron en el Juzgado de lo Mercantil diez EREs (expedientes de regulación de empleo) de empresas concursadas, dos más que un año antes (un 25% más).

La incidencia de la situación económica también se evalúa en el movimiento de asuntos de los juzgados de lo social o laborales, donde se presentan tanto las demandas de despido como las demandas en las que los trabajadores reclaman el pago de una cantidad por sus empleadores. En 2017, los seis juzgados de lo social de Santander registraron un total de 1.056 demandas por despido, veintitrés más que un año antes, lo que supone un aumento del 2,2%. La media estatal también experimenta un aumento en despidos, incluso mayor que en Cantabria (6%). Las reclamaciones de cantidad, por su parte, fueron 1.720 frente a las 1.675 de 2016, lo que supone un incremento del 2,7%. La media estatal también aumentó, y lo hizo en un 9,3%.

Comentarios