lunes. 15.08.2022
SERVICIOS SOCIALES

Cantabria busca familias de acogida que puedan recibir con urgencia menores y grupos de hermanos

Un total de 30 núcleos familiares han mostrado su disposición a adherirse al plan de la Comunidad, que actualmente cuenta con 57 familias.

Los niños menores de 14 años podrán salir a la calle a realizar alguna de las actividades permitidas en el estado de alarma
Cantabria ya tiene 32 menores en familias de acogida

Cantabria busca familias de acogida para niños y adolescentes que, por distintas causas no pueden vivir con la suya, bien de forma temporal o permanente, con el objetivo de que no tengan que ingresar en centros de acogida.

En estos momentos, en Cantabria hay 32 menores acogidos en este régimen y un total de 57 familias adheridas a este plan de acogimiento familiar, aunque hay carencia de núcleos familiares con posibilidad de recibir de urgencia a menores de 0 a 3 años y también a mayores de 10, así como a grupos de hermanos.

Así lo ha informado este miércoles, en rueda de prensa, la vicepresidenta regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, que ha dado a conocer la campaña de difusión que se está realizando desde diciembre para intentar incrementar el número de familias adscritas al plan.

Hasta ahora, la campaña ha logrado que 30 familias hayan mostrado su disposición a adherirse a este plan de acogida, aunque antes tendrán que someterse a un proceso de valoración para comprobarse su idoneidad.

En estos momentos, en Cantabria no hay ningún menor de 11 años en centros de acogida

Para poder acoger hay que ser mayor de edad y resida en Cantabria; no estar en la lista de adopción y compartir su deseo de acoger con todos los miembros que conviven en su familia; no haber sido privado de la patria potestad de ningún menor; aceptar la relación entre el menor y su familia biológica; asistir a un proceso de formación, y aceptar el seguimiento y supervisión de la acogida por parte de un equipo técnico.

Aquellos interesados pueden elegir entre tres tipologías de acogimiento: de urgencia (para niños de 0 a 6 años cuyas familias están en proceso de diagnóstico o se encuentra en una situación en la que resulta urgente la separación), con una duración prevista de 6 meses; temporal (niños y adolescentes con previsión de retorno a su familia y que precisan atención hasta poderse reintegrar en ella o hasta que se adopte una medida de carácter más estable), y permanente, para aquellos menores en los que no está previsto que regresen con sus familias biológicas.

A las familias de acogida, el Gobierno ofrece formación en conocimientos, habilidades y aptitudes para poder cumplir su función, respaldo de profesionales en orientación educativa y psicosocial, y un apoyo económico para los gastos de manutención del menor.

El Gobierno ha recordado que el acogimiento es un fórmula diferente a la adopción y ni siquiera el de tipo permanente está vinculado a ella.

Mayor beneficio para los niños

Acompañada en la rueda de prensa de la directora general de Política Social, Isabél Méndez, y de la subdirectora de Infancia, Adolescencia y Familia, Vanesa Solórzano, Díaz Tezanos ha defendido que el acogimiento familiar es el recurso del sistema de protección de "más éxito" por ser el que tiene mayores beneficios para el menor.

Y es que, según destaca el Gobierno, la fórmula de las familias de acogida dan al menor la posibilidad de integrarse en un "entorno normalizado, con estímulos y afecto" y no les obliga a vivir en centros el tiempo en que estén separados de su familia.

Además, Díaz Tezanos, ha subrayado que los menores que viven con familia de acogida "experimentan cambios positivos" en su desarrollo personal, lingüístico e intelectual.

La vicepresidenta ha señalado que la ley no permite que en Cantabria ningún menor de 6 años ingrese en centros de acogida, obligación que, según Díaz Tezanos, se está cumpliendo en la comunidad, yendo más allá, ya que no hay ningún niño de menos de 11 años que resida en ellos.

Además de los 32 menores en familias de acogida, hay otros 132 que viven en núcleos vinculados a su entorno familiar (familia extensa); 22 en guardia con fin de la adopción y 172 en acogida residencial, aunque entre en este último grupo también hay algunos mayores de edad.

Comentarios