sábado 28/5/22

Gran parte de Cantabria estará el viernes, 1 de abril, en aviso por nieve, de nivel amarillo en Liébana y la Cantabria del Ebro y elevándose a naranja en el centro y el valle de Villaverde, según la Agencia Estatal de Meteorología.

Concretamente, el mayor nivel de riesgo activo, el naranja, estará vigente durante toda la jornada del viernes en el centro y Valle de Villaverde, zonas donde se esperan acumulaciones de 10 centímetros en 24 horas por encima de los 700-800 metros, aunque la AEMET advierte de que la cota bajará hasta los 300-500 metros.

El aviso amarillo dará comienzo en Liébana a las 20:00 horas de mañana, jueves, día 31, y se extenderá durante toda la jornada del viernes. La previsión para la comarca es de acumulaciones de 15 centímetros en 24 horas por encima de los 800 metros, bajando la cota hasta los 400-500 metros, donde se alcanzarán espesores de 5 centímetros. La Cantabria del Ebro estará también afectada por el aviso amarillo por nieve durante todo el viernes. En este caso la previsión es de acumulaciones de 10 centímetros en 24 horas por encima de los 800 metros, también bajando hasta los 300-500 metros.

Ante la previsión de nieve y la activación de este aviso, el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recomendado "extremar la prudencia" y ha aconsejado evitar la utilización del coche si no es imprescindible en las zonas afectadas. También ha recomendado a los usuarios solicitar información del estado de las carreteras y la situación meteorológica, en caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos, y llevar cadenas, móvil cargado, el depósito lleno y ropa de abrigo.

Se insta también a prestar especial atención a las placas de hielo que se puedan formar en la calzada, especialmente al amanecer y al anochecer, y en zonas sombrías. En el caso de quedarse atrapado en el coche, se recomienda permanecer dentro del vehículo con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo. Además, ha subrayado que es muy importante evitar quedarse dormido y comprobar que la salida del tubo de escape está libre, para evitar que el humo penetre en el habitáculo.

Del mismo modo, se pide no salir a la montaña. En el caso de que sea indispensable, se insta a mantenerse continuamente informado de la situación meteorológica y de los riesgos de aludes; conocer de los refugios cercanos; llevar el móvil cargado o sistemas de comunicación alternativos; respetar las indicaciones, señalizaciones y prohibiciones, y extremar las precauciones. Además, el 112 ha señalado que hay que tener especial cuidado con chimeneas y aparatos generadores de calor, manteniéndolos en buen estado, alejándolos de textiles y apagándolos siempre que se vaya a salir de casa o por las noches. Es necesario también adecuar la ropa y el calzado a la temperatura y condiciones del exterior, y prestar una especial atención a niños, ancianos y personas con patologías. En último término, se insta a la ciudadanía a que ante cualquier incidencia llame lo antes posible al 112 para procurar una rápida intervención.

Además, a quienes tienen cuenta en redes sociales, se les anima a seguir los perfiles oficiales de entidades que facilitan información sobre emergencias, estado de las carreteras o meteorología. Es recomendable, además, descargar la app gratuita My112 que, en caso de llamada al 112, remite la geolocalización y datos del afectado, y permite al personal del Servicio de Emergencias enviar mensajes con información de interés al móvil de los usuarios.

Comentarios