martes 30/11/21

El saldo vegetativo de Cantabria, es decir el resultado del número de nacimientos menos el de defunciones, sigue siendo negativo en 2019, con -2.466 habitantes, una cifra que se mantiene en negativo desde el año 2011, según los datos definitivos del Movimiento Natural de Población que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE). A nivel nacional el crecimiento vegetativo también fue negativo por tercer año consecutivo.

Durante 2019, en Cantabria se registraron 3.547 nacidos de madres residentes, 258 menos que en 2018, lo que supone que la natalidad en la comunidad sigue su tendencia al descenso y registra una caída pronunciada. Aunque en términos porcentuales el descenso es ligeramente inferior al del años anteriores, pasa de una caída del 7,6% en el periodo comprendido entre 2017 y 2018, a una del 6,8% entre 2018 y 2019.

En España se mantiene la tendencia negativa registrada durante el periodo anterior, aunque en menor medida que en Cantabria, reduciéndose el número de nacimientos en un -3,3%.

La Tasa Bruta de Natalidad, es decir los nacidos por cada 1.000 residentes, se sitúa en Cantabria en 6,06, ligeramente por debajo de la de 2018 (6,1) y la cuarta tasa más baja de España, inferior a la media nacional situada en 7,9.

Sin embargo, el número de nacidos en la comunidad de madre extranjera ha crecido por segundo año consecutivo, registrándose un 5,4% más que en 2018, hasta un total de 472. Esta tendencia positiva también se constata a escala nacional, donde la variación interanual se sitúa en el 4% con 80.570 nacidos.

El peso relativo de los nacimientos de madre extranjera ha aumentado en ambos casos. En Cantabria ha pasado del 11,8% de 2018 al 13,3% en 2019 y en España, del 20,8% a un 22,3% en 2019.

Respecto a la edad media de la madre a la hora de tener hijos, ha subido en Cantabria en 2019, situándose en los 33,4 años. Así, las madres de la región continúan siendo mayores a las de la media nacional, cuya edad se sitúa en los 32,6 años. A pesar de ello, la diferencia entre ambos territorios se va acortando.

DESCIENDE LIGERALENTE LA MORTALIDAD

Durante 2019 se registraron en la comunidad 6.013 defunciones de residentes, 83 menos que en el año anterior (-1,36%).

La Tasa Bruta de Mortalidad, o las defunciones por cada 1.000 residentes, se sitúa para Cantabria en el 10,33, también inferior a la de 2018 (10,49), la quinta más alta del territorio nacional y superior a la media española de 8,8.

La esperanza de vida al nacimiento Cantabria es de 83,6 años, lo que supone un ligero aumento respecto al año anterior. En hombres llega a 80,93 años, mientras que en las mujeres es mayor, 86,14. El aumento se produce en hombres, mientras que en mujeres desciende ligeramente.

DESCIENDEN LOS MATRIMONIOS

Durante 2019 se celebraron 2.000 nuevos enlaces matrimoniales en Cantabria, un -5,12% menos que el año anterior, un retroceso mayor que el del conjunto del país (-3,71%).

Por el tipo de celebración, los matrimonios civiles continúan siendo la opción favorita por encima de los religiosos, con 1.563 uniones, el 78,15% del total. Del 18,95% restante, 379 uniones se celebraron por el rito católico y 9 según otra religión.

Comentarios