miércoles 8/12/21
NATURALEZA

“Que un camello desfile en la Cabalgata no es maltrato”

Rubén Matanza cambió hace ocho años un trabajo “de traje y corbata” por otro “de barro en las botas y granizo en la cabeza” en su finca de la localidad cántabra de Soano, donde vive en semilibertad una treintena de camellos canarios que este año vuelven a ser los “protagonistas” de varias Cabalgatas de Reyes de dentro y fuera de Cantabria.

El joven, que reivindica “un futuro con animales” y que éstos “interactúen con las personas”, es el inspirador de la circular por la que se dictan las instrucciones para el transporte de dromedarios en Canarias y ahora quiere reunirse con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para convencerle de que “el contacto con animales enriquece también a los niños de las ciudades”.

camellos02
Uno de los camellos canarios de Rubén Matanza

Toda la vida del cántabro de 30 años Rubén Matanza “gira en torno a la naturaleza”, y es que hace ocho años cambió un trabajo “de traje y corbata” por otro “de barro en las botas y granizo en la cabeza” en su finca de la localidad de Soano (Arnuero), más de 30 hectáreas en las que vive en semilibertad una treintena de camellos que “siempre” son los “protagonistas” de las Cabalgatas de Reyes de dentro y fuera de Cantabria en las que participan.

En Evecan Safari Aventura, que así se llama la finca, también viven cebras, gamos, alpacas, avestruces, tortugas... pero son los camellos canarios los más solicitados, sobre todo en Navidades, en las que además de en varias Cabalgatas de Reyes, la finca de Matanza participa en Belenes vivientes y eventos similares, pues también cuenta con caballos, burros, ovejas y hasta con bueyes y mulas. El resto del año es la época de las “rutas-safari” en dromedario, para que los visitantes puedan disfrutar de los robledales, los encinares cantábricos y las praderas que circundan la finca, donde los animales –algunos de los cuales han trabajado en películas, series de televisión o anuncios publicitarios– son visitados a menudo por colegios y familias.

“Que un camello participe en la Cabalgata no es maltrato”, asegura Matanza, inspirador de la circular por la que se dictan las instrucciones para el transporte de dromedarios en Canarias y que ahora quiere reunirse con la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, para convencerle de que la mera participación de animales en desfiles “nada tiene que ver con el maltrato animal” y también de que el contacto con animales “enriquece también a los niños de las ciudades”, que cada día tienen “menos acceso” a ese contacto porque “vamos camino de la desnaturalización total”. Así que “que no se nos meta en el saco de esa España en la que todo vale, de esa España del ladrillo y del maltrato animal, porque no tenemos nada que ver con ella”, insiste.

Por eso reivindica “un futuro con animales” y que éstos “interactúen con las personas”, y con ese convencimiento y con ese empeño está dispuesto a llegar “al fin del mundo”, añade antes de partir hacia la Cabalgata de Santillana del Mar, donde Melchor, Gaspar, Baltasar y un montón de niñas y niños esperan ya a sus camellos.

Comentarios