jueves 28/10/21
SUCESOS

Cae una red de robos con violencia e intimidación en Cantabria y Vizccaya

Han sido detenidos tres hombres y dos mujeres que podrían haber actuado en casas y centros comerciales.

La colaboración ciudadana ha sido fundamental para encontrar a los responsables de los robos
La colaboración ciudadana ha sido fundamental para encontrar a los responsables de los robos

La Guardia Civil en la operación 'Albon' ha desarticulado un grupo criminal al que se atribuyen cinco robos con violencia e intimidación en viviendas ocupadas en Cantabria y Vizcaya. Han sido detenidos tres hombres y dos mujeres, de quienes se sospecha que han sustraído importantes cantidades de joyas, dinero y otros efectos de valor.

También estarían presuntamente implicados en otras actividades ilícitas como hurtos de ropa en centros comerciales de Cantabria, Asturias, País Vasco y Castilla y León, tráfico de estupefacientes "de forma intensa" en Bilbao, así como extorsiones en Vizcaya.

Los autores empleaban técnicas violentas para cometer los robos en las viviendas. Para acceder a las casas utilizaban cualquier tipo de engaño

La Guardia Civil de Cantabria comenzó la operación 'Albon' el pasado año, tras los tres robos con violencia e intimidación que se cometieron entre enero y mayo en domicilios habitados de las localidades cántabras de Beranga, Treto y Argoños.

Durante la investigación se comprobó que se ha habían cometido hechos similares en Bilbao y Amorebieta (Vizcaya), denunciados estos últimos ante la Ertzaintza. La información apuntaba a que era el mismo grupo el que cometía estos delitos.

Asaltos violentos

Los autores empleaban técnicas violentas para cometer los robos en las viviendas. Para acceder a las casas utilizaban cualquier tipo de engaño, como simular pertenecer a una empresa de paquetería, para una vez abierta la puerta, abordar a sus moradores con armas cortas de fuego y maniatarlos con bridas de plástico.

Una vez reducidos, les interrogaban para que revelasen dónde tenían los efectos de valor o cajas fuertes. En uno caso llegaron a  golpear a una de las víctimas en la cabeza para conseguir que confesara.

Una vez perpetrado el robo abandonaban a las víctimas maniatadas en los domicilios, y se daban a la fuga en vehículos previamente sustraídos que luego abandonaban en diferentes localidades de Vizcaya.

Colaboración ciudadana

La investigación resultó complicada ya que los ladrones cubrían sus rostros y utilizaban ropas que dificultaban su identificación, por lo que fue fundamental la colaboración ciudadana.

Una vez identificados los presuntos autores de los robos y sus lugares de residencia, en la madrugada del 2 de febrero se actuó de forma simultánea en un domicilio de Bilbao y otro de Etxebarria (Vizcaya) y fueron detenidos dos hombres y una mujer. Horas más tarde se procedió a la detención de otro hombre en Bilbao y una mujer en Castro Urdiales (Cantabria).

En los registros realizados se localizaron bridas de plástico como las utilizadas para maniatar a las víctimas, armas blancas, más de 1.000 euros en efectivo, joyas, efectos procedentes supuestamente de hurtos y documentación que esta siendo analizada.

Igualmente se intervinieron más de 70 gramos de cocaína de la que se podían haber obtenido unas 300 dosis, casi medio kilo de sustancia de corte, así como dos básculas de precisión con muestras de haber sido utilizadas en el pesaje de estupefacientes.

Esta investigación está dirigida por el Juzgado número 2 de Santoña (Cantabria), y realizada por Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Cantabria, junto con el apoyo del Grupo de Acción Rápida (GAR), así como la UOPJ y el Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Vizcaya.

Comentarios