jueves 22/4/21
POLÍTICA

Uno de cada cuatro indultos concedidos por el Gobierno español en 2017 fue para condenados por corrupción

rafaelcatala
Rafael Catalá, ministro de Justicia

El Gobierno español (PP) concedió un total de 26 indultos el pasado año 2017, de los que seis fueron a condenados por el delito de prevaricación, y el resto por delitos contra la salud pública, estafa, lesiones, delitos contra el medio ambiente, robo y hurto, según datos de la Fundación Civio. Los seis indultados por el Gobierno español que habían sido condenados por prevaricación son los funcionarios y el exconcejal del Ayuntamiento de Rota (Cádiz) condenados por el caso horas extra y que gracias a este perdón parcial del Ejecutivo central evitaron entrar en prisión. El caso tiene su origen en la adjudicación irregular, entre 2004 y 2010, a un funcionario del Ayuntamiento de Rota y a su esposa de contratos de suministro para la elaboración de trabajos de bordados para las bandas de sirenas, ninfas de carnaval y damas de las fiestas patronales y otros elementos ornamentales como peones, dalmáticas y los trajes de los maceros.

La Fundación Civio denuncia que la prevaricación es uno de los delitos considerados como corrupción por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por lo que uno de cada cuatro indultos que concedió el Gobierno español en 2017 fue para condenados por corrupción, aunque el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha insistido en diversas ocasiones en que el Gobierno español no indulta a condenados por corrupción. Entre las peticiones de gracia concedidas por el Ejecutivo central en 2017 hubo otras doce por delitos contra la salud pública, que es además el delito más indultado en términos absolutos desde 1996. El resto de indultos del año pasado fueron a parar a condenados por estafa, lesiones, delitos contra el medio ambiente, robo y hurto.

En 2017 fueron concedidos 26 indultos en total, frente a los 27 que se otorgaron en 2016. En el primer trimestre de este año 2018 el Gobierno español ha concedido ya nueve indultos, cinco de ellos por solicitud de las cofradías de Semana Santa. Cinco de esos nuevo indultados en lo que va de 2018 habían sido condenados por delitos contra la salud pública: dos de ellos por tráfico de drogas, uno por robo y el otro por falso testimonio.