jueves 27/1/22
LGTBI

Brambilla: “No aceptaremos una ley LGTBI descafeinada que se apruebe solo por decir que Cantabria tiene una ley y no nos proteja”

brambilla
Kiara Brambilla, este miércoles en el Parlamento junto a Noelia Cobo, presidenta de la comisión parlamentaria donde se tramita el proyecto de ley LGTBI de Cantabria

"No aceptaremos una ley descafeinada que se apruebe solo por decir que Cantabria tiene una ley, no aceptaremos una ley que no nos proteja y así lo haremos ver". Así lo ha advertido Kiara Brambrilla, expresidenta de ALEGA (Asociación de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Trans de Cantabria), durante su comparecencia hoy en la comisión parlamentaria donde se está tramitando este proyecto de ley LGTBI para informar de su postura sobre el mismo. Así, Brambilla ha considerado que el proyecto de ley es "de mínimos" pero supone un "paso hacia la igualdad" del colectivo, y ha insistido en reclamar que su tramitación parlamentaria no sirva para "reducir" la norma o "sustraer sus contenidos". En este sentido, ha resaltado la "urgencia" y la "necesidad" de que Cantabria apruebe la ley y ha pedido que no sea "de cara a fotos" o "al público" sino que se lleve a cabo "por un compromiso serio y real donde la vida de las personas sea el centro". La expresidenta de ALEGA ha agradecido "el paso hacia la igualdad" que supone este proyecto de ley, que según ha dicho dotará al colectivo LGTBI de derechos que en la actualidad no tiene. Ha insistido en que se trata de un proyecto de ley "de mínimos" en comparación con otras normas, como la de Cataluña o la Comunitat Valenciana, "pioneras en derechos" para el colectivo LGTBI.

"No podemos tolerar que se considere ser enferma a una persona por ser LGTBI llevando a cabo terapias que está demostrado científicamente que destruyen a las personas"

Brambilla ha repasado varios aspectos de la ley, y por ejemplo ha valorado la "gran importancia" que tiene el hecho de que en ella se recoja la prohibición de las terapias de aversión para miembros del colectivo LGTBI, las cuales –ha dicho– aún se siguen realizando. "No podemos tolerar que se considere ser enferma a una persona por ser LGTBI llevando a cabo terapias que está demostrado científicamente que no solo no funcionan sino que destruyen a las personas, necesitando mucho tiempo y atención psicológica por los daños provocados, que en ocasiones llegan al suicidio", ha afirmado Brambilla, que considera que este tipo de tratamientos son un "tipo de maltrato" y por ello deben estar "prohibidos". También en materia educativa ha destacado la importancia de la formación en diversidad afectivo-sexual al alumnado. En su opinión, esto es un "derecho" que aporta a los estudiantes "herramientas y conocimiento para poner el respeto por bandera en la sociedad" y puede ser un "salvavidas" para niños LGTBI. También ha resaltado la importancia que tiene que se "eduque" al profesorado y ha considerado "urgente" que se lleven a cabo las medidas que recoge la ley para prevenir o atajar casos de acoso escolar a miembros del colectivo LGTBI.

En el ámbito sanitario, la expresidenta de ALEGA señalado que en el texto del proyecto de ley se habla de las necesidades específicas en salud del colectivo LGTBI, y en este sentido ha opinado que en la actualidad "son insuficientes" y "desconocidas" –e incluso "ignoradas"– por la autoridades sanitarias y profesionales de la salud. Ha reivindicado la necesidad de eliminar las "desigualdades" que en el ámbito de la salud padece en su opinión este colectivo, algo que requiere un "abordaje concreto" desde los servicios y Administraciones encargadas de la salud pública y una "atención sanitaria específica" que contenga "una perspectiva de género y derechos humanos". Brambilla ha defendido que la vigilancia de la salud de la población LGTBI debe abarcar "numerosos temas en relación con las distintas identidades y las distintas etapas del ciclo vital". Además, la expresidenta de ALEGA Cantabria ha resaltado los "beneficios" del tratamiento hormonal y la transición, pues en la "mayoría de casos reportan una mayor satisfacción vital".

En lo laboral, ha subrayado que las medidas que contiene el proyecto de ley LGTBI que se está tramitando contribuirán a hacer que el trabajo no sea un "entorno hostil" para las personas de este colectivo.

Critica que colectivos "ultraderechistas" o "fascistas" pretendan arrebatar al colectivo LGTBI derechos ya conseguidos

En su exposición, la expresidenta de ALEGA ha advertido de que "la igualdad legal" no es la "igualdad social", y ha subrayado que aún hoy en día el colectivo LGTBI padece "discriminación" y sufre "peligro" y "miedo" y sus integrantes tienen que hacer frente a una "batalla continua por ser". Así, ha denunciado que muchos de los delitos de odio que se dan en España y en Cantabria están relacionados con la orientación sexual o la identidad sexual de la víctima. Y también ha criticado que colectivos "ultraderechistas" o "fascistas" pretendan arrebatar al colectivo LGTBI derechos ya conseguidos.

Comentarios