martes. 07.02.2023
DENUNCIAS

Los bomberos del SEMCA trasladan la "precariedad laboral y escasez de personal" que vienen denunciando desde hace años

 

Concentración de protesta de bomberos del SEMCA frente al Parlamento regional
Concentración de protesta de bomberos del SEMCA frente al Parlamento regional

El comité de empresa del Servicio de Emergencias de Cantabria (SEMCA), integrado por los sindicatos UGT, CCOO y SIEP, ha trasladado en distintas reuniones a los ayuntamientos donde se ubican los seis parques de emergencia de la región "la precariedad laboral y escasez de personal" del servicio que viene denunciando desde hace años.

Según ha indicado el comité en nota de prensa, el objetivo de estos encuentros es hacer partícipes de sus reivindicaciones a los alcaldes y el equipo de Gobierno de Laredo, Los Corrales de Buelna, Villacarriedo, Tama, Valdáliga y Reinosa para que exijan al Gobierno de Cantabria un servicio de bomberos "digno, eficaz y que cumpla con unos mínimos de seguridad".

Los sindicatos del SEMCA extenderán su campaña informativa a las calles de los citados municipios y preparan un calendario de reuniones con asociaciones sociales, vecinales y empresariales representativas.

El comité de empresa ha recordado que el Gobierno de Cantabria "sigue sin cumplir" con el acuerdo alcanzado en 2018 que, entre otras cuestiones, fijaba las guardias mínimas en 4 bomberos en todos los parques de emergencia de la región.

Según los sindicatos, la propia consejera de Presidencia, Paula Fernández, "afirmó que un bombero más por turno es un cambio cualitativo que permite multiplicar exponencialmente la seguridad tanto de efectivos como de víctimas, así como la eficacia de la propia intervención", pero estas declaraciones "se quedaron en eso, en meras declaraciones", señalan.

Para el comité, "lejos de cumplirse el acuerdo de 2018, los bomberos del Gobierno de Cantabria están sufriendo un recorte en personal, no se cubren las vacaciones, las bajas y los permisos y se movilizan bomberos de unos parques a otros para suplir todas estas carencias, dejando los parques por debajo del mínimo cuando el Gobierno de Cantabria dispone de una bolsa de 170 bomberos para poder contratar y no lo hace".

Los sindicatos consideran que el Gobierno de Cantabria "tiene las herramientas para contratar, pero no tiene la más mínima voluntad de hacerlo", y "lo único que se está haciendo es fomentar un servicio de bomberos precario y deficitario con todo el riesgo que esto conlleva".

Por otro lado, los sindicatos insisten en que los presupuestos previstos por el Ejecutivo para el SEMCA en 2023 "son irrisorios, tanto para solucionar la falta de personal como para negociar un convenio colectivo que lleva 10 años caducado", tal y como reivindicaron en una concentración de protesta ante el Parlamento de Cantabria el pasado 8 de noviembre cuando se conocieron las cuentas públicas propuestas por la Consejería de Presidencia.

"El presupuesto presentado es una declaración de intenciones para que aumente la deriva a la que va el servicio por una nefasta gestión por mucho que se empeñe la consejera de Presidencia en decir que en ellos no se escatima ni en formación ni en medios o que está muy bien dotado", agrega el comité de empresa.

Por último, advierte que esta gestión de personal "tan nefasta" puede llegar a provocar que "en algún momento se tenga que cerrar algún parque de bomberos" y reiteran la necesidad de "reconducir esta situación", porque "hasta la propia Paula Fernández es perfectamente conocedora de la trascendencia que implica tener un bombero menos por guardia, tal y como ella misma declaró en su momento".
 

Comentarios