domingo 5/12/21

Alrededor de las 16:00 horas de este lunes el Alvi, barco pesquero con base en Santoña botado en 2004, se hundía en el puerto de Lastres. La embarcación, propiedad de la familia Piquío, con arraigo en el municipio, tiene 9,90 metros de eslora y cuenta con cuatro tripulantes. El incidente se ha producido cuando descargaba su mercancía de sarda en el puerto asturiano, volcando ante lo que “no pudimos hacer nada”, según la propia tripulación. No ha habido que lamentar daños personales, ya que los pescadores pudieron saltar a tiempo, según relatan medios asturianos.

Según ha explicado a este medio el presidente de la Cofradía de Pescadores de Cantabria, Miguel Fernández, el incidente se habría producido porque la embarcación, cargada de sarda, habría acumulado toda la mercancía en un lado, lo que unido al “muy poco calado” que tiene, habría provocado que volcara. Asimismo, Fernández, que ha mostrado su apoyo a los patronos ante lo ocurrido, se ha puesto en contacto con la Cofradía de Pescadores de Lastres para valorar los pasos a seguir, que ahora mismo pasan por esperar a los seguros y, en principio, tratar de reflotar el barco.

Por su parte, el Ayuntamiento de Santoña ha lamentado el incidente y se ha puesto a disposición del patrón y la tripulación para ayudar en todo lo que pudieran necesitar.

Comentarios