martes. 31.01.2023

La Agrupación de Trabajadores Independientes (ATI) ha criticado la adjudicación "a dedo" a personal contratado de tres plazas de supervisión de enfermería en el servicio de Rayos del Hospital Valdecilla por parte del gerente, Rafael Tejido.

En concreto, según el sindicato, se trata de una plaza de supervisora, otra de coordinadora y una más de supervisora, que de acuerdo con la ley de Cantabria de personal estatutario de instituciones sanitarias "han de ser ocupadas por personal fijo".

Además, dichas plazas "no han sido publicitadas", según ATI, que considera que Tejido "se salta la ley a la torera" y "se ha pasado por el forro de sus caprichos el principio de igualdad, mérito y capacidad", recogido en la Constitución y que impera en todos los procesos de selección. "Tres supervisoras, todas ellas contratadas, por lo que no tienen la experiencia ni la sapiencia suficiente para dirigir un servicio como el de Rayos que aglutina a más de 100 trabajadores", lo que, según el sindicato, "está acarreando que sus nuevas órdenes estén consiguiendo revolver el gallinero".

Así, señala que son "decisiones desacertadas" que "ponen en el disparadero" a los trabajadores, a quienes "de la noche a la mañana" les quieren cambiar turnos "que llevan realizando durante años" e incluso suprimir el de 12 horas que hacen "desde hace más de 20 años" y "sin la motivación pertinente" ni los estudios técnicos u organizativos "que avalen una mejora del servicio ni una mayor calidad asistencial".

Una modificación en las condiciones de trabajo y que "va a alterar la conciliación de la vida familiar y laboral" de los trabajadores que no se ha negociado con los sindicatos, según ATI, que advierte que "no va a permitir" lo que considera un "auténtico abuso de poder".

Por ello, insta al gerente de Valdecilla a que "ponga fin a tanta tropelía, reconduzca la situación al punto en el que estaba y cese al equipo de supervisión" y asegura que, de no ser así, llevará el asunto a los tribunales.

 

Comentarios