jueves 21/10/21
TRIBUNALES

Archivada la causa contra varios trabajadores del vertedero de Meruelo

Complejo de tratamiento de residuos de Meruelo
Complejo de tratamiento de residuos de Meruelo

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Santoña ha archivado la causa que se instruía desde hace varios años contra varios trabajadores del vertedero de Meruelo por la supuesta apropiación de joyas que se encontraban en la planta de reciclaje del mismo y que luego vendían.

Según se señala en el auto en el que se acuerda el sobreseimiento provisional y archivo de la causa, "con reserva de acciones civiles", el juzgado apunta que no ha resultado "debidamente justificada la perpetración del delito" que dio motivo a la formación de la causa.

Y es que, según el auto, que es de junio de este año, "no hay indicios suficientes de que el dolo de los investigados comprendiera la eventual condición de ajenidad de la cosa, para el caso de que la empresa hubiera adquirido la propiedad de dichos objetos".

"Consta en autos las notas internas de la empresa en las que se informa a los empleados de la imposibilidad de tomar bienes del vertedero poniendo de manifiesto que los objetos pertenecían a la empresa. No obstante, esta nota interna es fechada en abril del 2017, después de la realización de los hechos investigados", señala el auto.

Los hechos datan de varios años atrás

Los hechos datan de varios años atrás. En abril de 2017 agentes de la Policía Nacional detuvieron a una docena de trabajadores acusados de vender efectos de oro y joyas que encontraban durante el proceso de reciclaje, en diversos establecimientos comerciales de "compro oro".

Fueron puestos en libertad con cargos, tras prestar declaración en dependencias policiales. Todos carecían de antecedentes y las joyas puestas a la venta tendrían un valor aproximado de unos 107.500 euros, según informó en su día la Policía Nacional.

Los controles preventivos realizados por los agentes de la Policía Judicial para dificultar la venta de joyas de ilícita procedencia en los denominados establecimientos "compro oro", pusieron "al descubierto" estas prácticas de dudosa legalidad" que, según la Policía, venían produciéndose desde el año 2016, cuando varios trabajadores de la empresa de tratamiento de basuras, distraían joyas que supuestamente aparecían en diversos puntos del proceso de reciclaje de los residuos y procedían a su venta en estos establecimientos.

Comentarios