miércoles 8/12/21

El Pleno del Parlamento regional ha aprobado este martes los Presupuestos Generales de Cantabria (PGC) para el próximo año gracias al voto a favor de PRC y PSOE, que sustentan al Gobierno regional en la Cámara, y de Cs, que ya anunció su apoyo tras pactar con el bipartito medidas de más de 38 millones, dirigidas en gran parte a apoyar a los sectores más afectados por el COVID-19.

Las cuentas, que ascienden a 3.076 millones y son las segundas de la legislatura, han salido así adelante con el rechazo del PP, el principal grupo de la oposición, y de Vox después de que se les haya rechazado 262 de las 263 enmiendas presentadas. Así, en el trámite de enmiendas en Comisión, solo se han aceptado una de las 218 enmiendas de los 'populares' que tiene que ver sobre la compensación y deducciones de deudas de entidades de derecho público.

Sí se han incluido en el documento económico, que crece un 6,6% respecto al del presente ejercicio, las 27 de PRC y PSOE y ocho de Cs, partido que a comienzos de diciembre firmó un acuerdo con el Gobierno por el que se comprometía a dar su apoyo a estas cuentas tras acordar con el Gobierno ayudas y microcréditos para los sectores más afectados por la crisis del COVID-19 y recursos para fomentar el empleo joven, la conciliación de la vida laboral y la contratación de cuidadores de niños y dependientes en cuarentena o aislamiento por el COVID

En la votación de hoy de las enmiendas de la oposición que han llegado 'vivas' al debate de hoy, no se ha aprobado ninguna.

PRESUPUESTOS "ANTICOVID"

El Gobierno PRC-PSOE y los representantes de estos partidos en la Cámara han calificado estos Presupuestos como "antiCOVID", "realistas", "expansivos", "comprometidos" y "responsables", además de "extraordinarios" e "históricos" en sus cifras al alcanzar las cuantías más altas y "la mayor gasto social" de la historia de Cantabria, a lo que se destina el 65,6% del total.

En ellos, se "fortalecen", a su juicio, el Estado de Bienestar, se reduce la desigualdad, se promueve la cohesión social y se sientan las bases para la "necesaria modernización" del tejido productivo de Cantabria. Además, han señalado que son unas cuentas centradas "en las personas" y "en lo público" pero "sin olvidar el desarrollo de lo privado" y que, además, canalizarán los fondos UE que se reciban para la reconstrucción.

Además, consideran que suponen una "oportunidad de progreso" para Cantabria y "plantan una semilla de optimismo de cara a su futuro" y dan "confianza" en un momento "de máxima incertidumbre" y están encaminados a afrontar el "gran proyecto" de "salir de la crisis" generada por el COVID en las mejores condiciones posibles y "sin dejar a nadie atrás".

'ESPÍRITU VALDECILLA' VS 'ESPÍRITU FILMOTECA'

Es por todo ello por lo que la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez (PSOE), ha invitado, al inicio de la sesión, a PP y Vox a "sumar", apoyando estos Presupuestos y a dejar de "poner palos en las ruedas".

Además, Sánchez ha apelado a lo que ha denominado el 'espíritu Valdecilla', que, según ha dicho, es entender que el "cambio es inevitable" y apostar por que éste sea "en positivo", algo a lo que, a su juicio, contribuyen estos Presupuestos.

Sin embargo, para el PP y Vox estos Presupuestos son "malos" y, a juicio de los 'populares', carecen del 'espíritu Valdecilla' y son más bien los del 'espíritu Filmoteca' que, según ha dicho el portavoz popular, Íñigo Fernández, consiste en que "en la calle pasa una cosa y en los despachos otra". De esta forma, los 'populares' han vuelto a aludir a la polémica sobre la comida en la Filmoteca con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su visita a Cantabria.

PP y Vox han criticado la invitación de la consejera a sumarse a los Presupuestos cuando, según han señalado, ni siquiera se han sentado a negociar con ellos y no han aceptado las propuestas planteadas.

En este sentido, Fernández (PP) ha acusado a la consejera de hacer "un papelón" con este ofrecimiento y se ha quejado de que el Gobierno pida al PP "un cheque en blanco" a cambio "de nada", sin sentarse ni siquiera a negociar la propuesta del PP y las enmiendas para ofrecer un "salvavidas" a Cantabria "antes de que se ahogue".

PP Y PSOE SE ACUSAN DE "VETARSE" MUTUAMENTE

A juicio de los 'populares', el Gobierno, concretamente el PSOE, estaba "empecinado" en aprobar el Presupuesto "sin el PP", algo que ha lamentado puesto que "nunca" un Ejecutivo tuvo más fácil el poder aprobar un Presupuesto "por consenso". Fernández ha afirmado que esta pretensión de aprobar las cuentas sin el PP va "en línea" con lo que está haciendo el PSOE en el Gobierno de España para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con el apoyo de partidos como Bildu.

Mientras que el PP cree que se les ha "vetado", regionalistas y socialistas creen que por parte de los 'populares' "no ha habido voluntad sincera" de llegar a acuerdos en los Presupuestos al plantear una propuesta "irrealizable" para incrementar en 150 millones las cuentas y "reorientar" el destino de otros 150 ya existentes, que, a su juicio, es una "cortina de humo" con la que los 'populares' se han "autoexcluido".

Además, en cuanto al supuesto "veto", Cobo se ha preguntado, "quién veta a quién" y ha asegurado que ese "veto" ha sido de la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, al vicepresidente regional y líder de los socialistas, Pablo Zuloaga.

Para Vox estos Presupuestos significan "más gasto, menos inversión", servicios públicos de "peor calidad" y "mayor corrupción de baja intensidad". "Mi felicitación a los afiliados del PRC porque les van a subir el sueldo", ha ironizado su portavoz, Cristóbal Palacio, que, sin embargo, ha dado sus "condolencias" a los cántabros ya que la deuda de cada uno de ellos se eleva, según ha dicho, a 6.000 euros.

Desde el bipartito han justificado su rechazo a las enmiendas de PP y Vox porque, a su juicio, son "contradictorias", "incoherentes presupuestariamente" e "irresponsables fiscalmente", además de "incongruentes", "inapropiadas", "inviables" y "técnicamente incorrectas".

Ante las críticas de PP y Vox al Gobierno por aprobar los Presupuestos "solos" --obviando así el apoyo de Cs-- el portavoz regionalista, Pedro Hernando, les ha recordado que el Presupuesto va a aprobarse con el apoyo del "70 por ciento de la Cámara". "¿Eso es solos?, ha preguntado.

CS SE FELICITA DE HABER "MEJORADO" EL PRESUPUESTO

Por su parte, Cs ha reconocido que el Presupuesto que apoyan no es el que le hubiera gustado, aunque se han felicitado de haberlo "mejorado" y conseguir que haya "más de lo que había". El portavoz de Cs, Félix Álvarez, ha reivindicado que su grupo ha "trabajado para mejorarlo", aunque "respeta" que PP y Vox hayan tenido "otra actitud".

La diputada 'naranja' Marta García ha deseado "suerte" y "acierto" al Gobierno ya que, según ha dicho, de ello "depende el futuro" de Cantabria y le ha instado a ejecutar "todas" las partidas de estas cuentas porque "ese será el mejor compromiso con los cántabros". En este sentido, ha afirmado que espera que el año que viene, cuando se compruebe lo que el Ejecutivo ha hecho, espera que no se le tenga "que caer la cara de vergüenza" por haberlas apoyado.

Tras recibir luz verde en el Legislativo, la ley se remitirá al Boletín Oficial de Cantabria (BOC) para su publicación y entrada en vigor el 1 de enero, junto a la de Medidas Fiscales y Administrativas que la acompaña, que se debate y vota esta tarde.

PRESUPUESTO PARLAMENTO

Lo que sí ha salido adelante con el apoyo de todos los grupos de la Cámara ha sido el Presupuesto del Parlamento de Cantabria, que se ha votado por separado. Las cuentas de la Cámara regional ascienden a 8.025.970 euros.

Comentarios