domingo 5/12/21

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes la nueva Ley de Casas de Cantabria, que ha contado con el sí de todos los grupos a excepción de Podemos, que se ha abstenido, y ahora el Gobierno autonómico (PRC/PSOE) se ha comprometido a hacer "todo lo posible" para que el desarrollo normativo de la ley se efectúe en seis meses. Así lo ha dicho el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra (PRC), que ha opinado que se trata de una "buena ley" que "da respuesta a las peticiones" y demandas de los usuarios de las Casas de Cantabria. Además, ha reconocido que las 25 enmiendas planteadas por el PP, de las que se han aprobado 12 y se han transaccionado seis, han "mejorado sensiblemente el texto" o lo han clarificado en algunos aspectos, aunque a su juicio "no afectan al núcleo esencial" de la misma.

La norma reconocerá por primera vez al emigrante que regresa a vivir a la comunidad mediante la figura del cántabro retornado

De la Sierra ha repasado algunas de las "novedades" de la ley, como la figura del cántabro retornado, que disfrutará de ayudas públicas; nuevas subvenciones para la Casas de Cantabria. El consejero ha destacado también que los cántabros que viven en otras comunidades autónomas se han reducido en más de 7.000 en los dos últimos años, lo que, a su juicio, "parece" indicar que ha habido un "retorno". Precisamente para animar a regresar, la norma reconocerá por primera vez al emigrante que regresa a vivir a la comunidad mediante la figura del cántabro retornado, al que facilitará percibir ayudas económicas para reforzar su integración social y laboral al equipararle con los cántabros residentes en esta región. Así, el Gobierno de Cantabria facilitará el retorno de los cántabros que lo deseen y les prestará asesoramiento y orientación. También establecerá las condiciones para favorecer la vuelta y facilitará ayudas que hagan efectivo ese derecho, como el acceso a la vivienda pública. Para hacer más efectivos los derechos, el Instituto Cántabro de Estadística (Icane) elaborará un censo de cántabros en el exterior. Otro de los cambios regulatorios que conlleva esta ley es que se establece que las Casas de Cantabria podrán acogerse a las ayudas y subvenciones convocadas por el Gobierno autonómico, en determinados ámbitos, como el cultural, en igualdad de condiciones que las entidades domiciliadas en Cantabria, como establece el Estatuto de Autonomía. Además, atendiendo una demanda de las Casas sobre preservación y protección de su patrimonio, se realizará una catalogación e inventario del patrimonio de las mismas

PRC y PSOE, grupos que sustentan al Gobierno de Cantabria, han defendido, como De la Sierra, que se trata de una "buena" y "necesaria" ley. Sus portavoces, Rosa Valdés (PRC) y Guillermo del Corral (PSOE), han valorado también las enmiendas presentadas por el PP que, según han reconocido, han ayudado a mejorar la ley. La parlamentaria del PP Isabel Urrutia ha reivindicado el trabajo "bueno" realizado por su grupo para, a través de las enmiendas, "mejorar" el texto, "introducir novedades" y "recuperar olvidos" que, según ha dicho, había en el proyecto de ley. Urrutia ha subrayado que esta ley "facilita" y "promueve" el retorno de los emigrados pero ha reclamado que es el Gobierno el que tiene que poner en marcha las medidas ejecutivas "necesarias". Así, desde el PP se ha reclamado al Gobierno un Plan estratégico con medidas concretas y presupuesto que permita facilitar este retorno y beneficiar a los emigrados. PRC, PSOE y PP han coincido en criticar la abstención de Podemos y el hecho de que se haya limitado a censurar la norma sin presentar "alternativas" o enmiendas. Así, Urrutia ha acusado al parlamentario de Podemos Alberto Bolado, presente en la Comisión que ha tramitado la ley, de "hablar mucho y trabajar poco" y ha censurado que no haya dedicado "un solo minuto" en plantear enmiendas o realizar aportaciones. Por su parte, los portavoces de PRC y PSOE, Rosa Valdés y Guillermo del Corral, respectivamente, han acusado al parlamentario de Podemos de "no entender" el objeto y el ámbito de aplicación de la norma y también han cuestionado su trabajo durante la tramitación. "Esta ley llega donde puede", ha dicho Del Corral, que antes de la votación reclamó a Podemos que "por una vez" dejaran "de lado" los "intereses partidistas" y se "sumaran al consenso", algo que la formación morada no ha hecho.

Para Podemos esta norma "no viene a dar respuesta" a los "graves problemas" de los "miles" de cántabros que viven fuera de la comunidad

Sin embargo, Bolado ha apostillado que su grupo no está en el Parlamento de Cantabria para favorecer consensos que a su juicio "no llevan a ninguna parte" ni permiten avanzar en la "buena dirección". Y es que para Podemos esta norma "no viene a dar respuesta" a las necesidades y "graves problemas" de los "miles" de cántabros que viven fuera de la comunidad. Bolado ha opinado que con "medidas cosméticas" pensadas de cara a las elecciones de mayo de 2019, como a su juicio es esta ley, no se va a conseguir el retorno de los cántabros emigrados, entre ellos el de la generación "más preparada", y ha advertido de que, de hecho, con la situación de la comunidad, cada vez habrá más que dejen Cantabria. El parlamentario de Podemos ha reclamado al bipartito PRC/PSOE a que dedique el año que queda de legislatura a hacer lo que tiene que hacer, que es gobernar, y le ha reclamado que "deje de bloquear" el Estatuto de Autonomía de Cantabria. Bolado ha explicado que su grupo no vota en contra de la ley en "reconocimiento" a la labor que realizan las Casas de Cantabria, la cual "agradece". También ha reconocido que la norma tiene algunos aspectos positivos, como el censo de cántabros en el exterior, aunque llegue "tarde".

Por su parte, los dos diputados del grupo mixto, Rubén Gómez (Ciudadanos) y Juan Ramón Carrancio (no adscrito), han dado su apoyo a la norma. Gómez se ha mostrado "de acuerdo" con la ley, ya que a su juicio viene a "poner en valor" la importancia de la Casas de Cantabria como "focos importantes de transmisión de la cultura" de la comunidad y también de "promoción turística" que "no se debe desaprovechar". Entre las "cosas positivas" que a su juicio aporta la ley es que "ayuda" a "proteger" y preservar el patrimonio que hasta ahora estaba "un poco en el aire". Gómez también ha resaltado lo que tiene que ver con el reconocimiento de la figura del "cántabro retornado", aunque ha señalado que las Casas de Cantabria "no son" ni "deben ser" embajadas. Por su parte, Carrancio ha opinado que es una "buena ley" que "actualiza" y "mejora" la actual normativa; que permite atender de una "forma más completa" a los "emigrados" cántabros y que "evita problemas y desigualdades" a la hora de solicitar ayudas y también impide que "se pierda patrimonio".

Ahora, tras la aprobación del Pleno del Parlamento autonómico, la ley se remitirá a los servicios jurídicos de la Cámara para que realice las oportunas "correcciones terminológicas" y ordene el texto, según ha explicado la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga.