martes 7/12/21

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este viernes, por una unanimidad, la proposición de ley para la concesión de las nuevas ayudas del Gobierno regional a empresas y trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo temporal por la pandemia del coronavirus, de 300 euros por persona y hasta un máximo de 3.000 a las compañías.

La administración autonómica prevé apoyar a 9.000 asalariados y a 1.800 empresarios y autónomos con el reparto de 13 millones de euros, para esas subvenciones y con otros incentivos, como a la contratación y la conciliación.

La norma, que ha recibido luz verde en la Cámara, deriva del II Acuerdo del Diálogo Social ante el Covid-19 alcanzado entre el Ejecutivo, la patronal y los sindicatos y firmado el pasado 31 de marzo, y se suma al consenso logrado el año pasado, dotado con más de 90 millones y por el que se distribuyeron 6,8 entre casi 34.300 afectados por los ERTEs.

Se trata, por tanto, de una nueva medida para "paliar los efectos" de la situación "excepcional" generada por la COVID-19 y apoyar a empresas y trabajadores, ha explicado la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, durante su intervención en el Legislativo, antes del turno de los grupos políticos.

Todos los diputados han votado, de forma telemática y presencial, a favor de esta iniciativa, aunque desde la oposición el PP ha alertado de que "la inmensa mayoría" de los trabajadores en regulación temporal de empleo "pasarán al paro" y Vox ha asegurado que los afectados "no quieren paguitas", sino seguir desempeñando su función.

La titular del departamento ha detallado que en los últimos meses, -coincidiendo con la segunda y tercera ola del Covid y teniendo en cuenta además que las nuevas ayudas se destinarán a ERTES con al menos un mes de vigencia entre el 1 de octubre del año pasado y el 28 de febrero del presente ejercicio- se han visto afectados de media 4.982 trabajadores en noviembre, 8.545 en diciembre, 8.119 en enero, y 9.021 en febrero. Ha indicado que tras la entrada en vigor de la ley que regula la concesión de las subvenciones, de un pago único para los trabajadores y que se encargarán de gestionar las empresas, se abrirá el plazo de un mes para la solicitud de las mismas.

A este respecto, Álvarez ha subrayado la labor del Servicio Cántabro de Empleo, que se está abordando "lo ordinario y lo extraordinario", aludiendo con esto último a la "pandemia económica" y la "virtual", es decir, a los efectos de la crisis sanitaria en el ámbito laboral y también al ciberataque que ha sufrido este organismo a nivel estatal.

Por su parte, el diputado 'popular' Lorenzo Vidal de la Peña ha valorado el acuerdo alcanzado para estas nuevas ayudas a afectados por ERTEs, pero ha alertado de que "la inmensa mayoría" de los más de 9.000 trabajadores que se encuentran en la actualidad en esa situación en la región "pasarán al paro". "Esto es una cruda realidad", ha aseverado, para pedir que se empiece ya a trabajar para atajar esta situación.

También ha asegurado que "por desgracia" la cifra de parados -casi 42.900 según el último dato registrado- va a seguir aumentado, y ha llamado la atención sobre el hecho de que cerca del 60% de los jóvenes cántabros están desempleados en la actualidad.

El parlamentario de Vox Armando Blanco ha admitido la necesidad de ayudas a empresas y empleados, pero ha apuntado que estos últimos "no quieren subvenciones" ni "paguitas", sino que "quieren seguir trabajando". Además, ha pedido acabar con las restricciones impuestas por la administración con motivo de la crisis sanitaria. "Basta ya de toques de queda", ha sentenciado, a la par que ha reclamado al Ejecutivo que sea capaz de gestionar esta situación excepcional en vez de determinar "a qué hora y con quién podemos cenar".

El portavoz de Ciudadanos, Félix Álvarez, ha centrado su intervención en recordar que "desde el minuto uno" su partido se ha dedicado a aportar y apoyar decisiones que puedan contribuir a "mitigar" los efectos de la pandemia, y su "hoja de ruta" ha sido por tanto ofrecer una "política útil".

Desde el PRC, el parlamentario Francisco Ortiz ha rechazado los augurios del PP acerca de que los ERTEs se puedan convertir en EREs y ha asegurado que gracias precisamente a la regulación temporal de la actividad "se va a mantener el empleo". "El futuro va a ser mejor", ha garantizado.

Finalmente, la portavoz del PSOE, Noelia Cobo, ha valorado el consenso para sacar adelante por unanimidad una ley "efectiva", que va a servir para respaldar a trabajadores, autónomos y empresas, con unas ayudas, que además, se van a tramitar de manera "ágil y eficaz". Antes de debatirse y aprobarse la proposición de ley para la concesión de estas ayudas, la Cámara ha dado luz verde por asentimiento a la toma en consideración de la misma y a la propuesta de tramitación directa y en lectura única.

Comentarios