martes 19/10/21
SANTANDER

Aprobada en comisión la modificación del PGOU para rehabilitar el Club de Regatas

El acuerdo deberá ser ratificado por el Pleno municipal y ser aprobado definitivamente por la CROTU.

Real Club de Regatas de Santander
El Club de Regatas se rehabilitará con una modificación del PGOU

La modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para la rehabilitación del edificio del Club de Regatas ha dado este lunes un nuevo paso con su aprobación provisional por parte de la Comisión de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Santander.

El acuerdo, que deberá ser ratificado el jueves por el Pleno de la Corporación, se remitirá a continuación a la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) de cara a su aprobación definitiva, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

A través de esta modificación, tramitada a instancias del Club de Regatas, se trata de recuperar las determinaciones que fijaba el plan de 2012 en relación al Palacio Pombo, propiedad de la entidad, e incorporarlas al PGOU ahora en vigor para poder acometer las obras de rehabilitación, reforma y mejora de la accesibilidad proyectadas en el edificio.

Los cambios cuentan con informes favorables, al recoger literalmente las previsiones que estableció ya el plan de 2012 tras un amplio proceso de participación e información, y atendiendo además a la necesidad de actuar sobre el edificio y a la disposición de la propiedad para acometer los trabajos, según ha destacado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

Dichas determinaciones permitirán intervenir en el edificio garantizando la preservación y conservación de los elementos de interés arquitectónico de la construcción, que forma parte del catálogo de elementos protegidos del Plan General.

En concreto, se podrán acometer trabajos para la instalación de ascensores y para dotar de habitabilidad a la planta bajo cubierta, todo ello según el detalle pormenorizado de los tratamientos y actuaciones permitidas en los diferentes espacios interiores en función de su interés arquitectónico.

Según recuerda el Ayuntamiento, el edificio, propiedad originalmente de la familia Pombo y que cuenta con una superficie construida de unos 5.758 metros cuadrados, fue adquirido en junio de 1899 por el Real Club de Regatas.

Desde entonces, el inmueble ha sido objeto de diferentes intervenciones que han transformado su configuración original, especialmente en los espacios ocupados por bajos comerciales, y en la actualidad los técnicos avalan la necesidad de facilitar la implantación de nuevos usos que puedan contribuir al mantenimiento del antiguo edificio, sin menoscabo de la preservación de sus valores arquitectónicos.