domingo 5/12/21
TRIBUNALES

Dos años de prisión para los acusados de asaltar el palco del Racing en 2014

Los dos hombres han sido condenados por las lesiones que provocaron a un vigilante y por desórdenes públicos, aunque sus penas quedan en suspenso por no tener antecedentes.

El Gobierno estudia la posibilidad de una financiación privada para el Racing de Santander
Afición del Racing durante uno de los encuentros

El Juzgado de lo Penal número Dos de Santander ha condenado a los dos hombres acusados de asaltar en 2014 el palco del Racing de Santander, durante un partido de Copa del Rey contra el Almería, a un año y medio de prisión por lesiones y cuatro meses y medio por desórdenes públicos, penas que quedan en suspenso al carecer de antecedentes penales.

Uno de ellos estaba acusado por las lesiones que le causó a un vigilante de seguridad al lanzarle un asiento, por el que se le ha condenado a un año y medio de cárcel.

Además, junto con el otro, se le juzgaba por desórdenes públicos. Ambos acusados han reconocido los hechos y se han conformado, por este último delito, con una condena de cuatro meses y medio de cárcel.

El condenado por las lesiones causadas a un vigilante deberá indemnizar al agredido en 585 euros

Esta condena lleva aparejada la prohibición de asistir a partidos de fútbol y a cualquier otro evento deportivo por un periodo de dieciocho meses.

Previamente a la celebración del juicio, el acusado por lesiones ha consignado en el juzgado 1.615 euros, por lo que se le ha reconocido la circunstancia atenuante de reparación del daño.

No obstante, deberá indemnizar al agredido en 585 euros además de la cantidad que se determine durante la ejecución de la sentencia por los gastos de asistencia odontológica que recibió.

El juez ha acordado, a petición del abogado de la defensa, suspender las condenas al carecer ambos de antecedentes penales.

Al condenado por desórdenes públicos y lesiones se le ha suspendido la pena por un periodo de tres años, mientras que al condenado sólo por los desórdenes públicos, se le ha suspendido por dos años.

Si durante el periodo indicado volvieran a delinquir, se revocaría la suspensión de la condena y la cumplirían.

Convocados por las redes sociales

Según la sentencia, dictada in voce en el acto del juicio y ya firme, los acusados actuaron junto a otras personas que habían sido previamente convocadas a través de las redes sociales con intención de protestar públicamente por la actuación de la Junta Directiva del Racing.

Sobre el minuto quince del partido, "comenzaron a  dirigirse de forma agresiva hacia el palco presidencial", "saltando desde otras zonas del estadio, lanzando imprecaciones verbales, escupitajos y objetos como ceniceros y sillas".

Entre las personas que realizaron estos hechos, se identificaron a los dos hombres que han sido juzgados. Uno de ellos, lanzó un asiento arrancado de las gradas en dirección al palco, que impactó en un vigilante de seguridad.

Como consecuencia de la lesión, el vigilante sufrió traumatismo craneal con herida en el cuero cabelludo, así como daños en varias piezas dentales.

El otro acusado "hizo varios ademanes de agredir" a las personas que se encontraban en el palco, sin que conste que ninguna "resultara lesionada por su acción".

Además de los enjuiciados, una persona no identificada por llevar la cara tapada agredió al entonces presidente del club, Ángel Lavín, que recibió una patada en la cabeza.

Comentarios